El escepticismo antiguo



Yüklə 1,01 Mb.
səhifə25/25
tarix17.11.2018
ölçüsü1,01 Mb.
#80549
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   25
M., VIII, 481. Fijémonos aquí en la comparación que hace Sexto de los argumentos con una escalera que tuviese que ser arrojada después de habernos servido de ella. Salvando todas las distancias, podemos intuir que Wittgenstein debió de haber pensado en algo parecido cuando escribió lo siguiente: «Mis enunciaciones son de tal condición que aquél que me comprende termina por considerarlas carentes de sentido, siempre que el que comprenda haya salido a través de ellas fuera de ellas. (Por así decirlo debe tirar la escalera después de haber subido por ella)». WITTGENSTEIN, L., Tractatus Logicus-Philosophicus, 6. 54.

533  Cfr. D.L., IX, 104, 105, 106 y 107; SEXTO, M., VII, 30.

534  Cfr. CICERÓN, De Fin., II, XIII, 43; IV, XVIII, 49; IV, XXI-XXII, 60, y V, VIII, 23 y Tusc., V, XXX, 85.

535  Cfr. CICERÓN, De Fin., V, VI, 16, vid., supra, p. 43, nota, 63.

536  CICERÓN, Acad., II, XLII, 130; cfr. De Fin., II, XIII, 43; IV, XVIII, 49 y IV, XXI-XXII, 60, donde el nombre de Pirrón siempre está unido al del estoico Aristón; De off., I, 6 y Tusc., V, XXX, 85.

537  Cfr. GARCÍA-JUNCEDA, J.A., «Pirrón y el escepticismo griego. Semblanza del apático Pirrón», Estudios Filosóficos, 16, (1967), pp. 245-292; 511-530; 17, (1968), pp. 93-123; art. cit., 17, p. 115.

538  «Me parece pues que están en un error todos aquellos que han dicho que el máximo bien es vivir honestamente. Pero unos más que otros: el que más Pirrón, evidentemente, el cual, tras establecer la virtud, no deja nada en absoluto que deba desearse». CICERÓN, De Fin., V, XVI, 43.

539  Cfr. D.L., IX, 64: DECLEVA CAIZZI, 28.

540  Sexto Empírico recurre a la expresión skeptik_n _qoV (M., VIII, 151), para designar la naturaleza y la cualidad del espíritu humano. En la definición de sk_yiV (H.P., I, 18) Sexto parte de la clarificación preliminar del término skeptik_ d_namiV, observando que es un hábito adquirido del espíritu, una virtud que es, por un lado, condición de la conquista de la _tarax_a y, por otro, refleja el estado de tranquilidad interior a partir del cual se realiza la escéptica.

541  Cfr. D.L., IX, 66.

542  Cfr. EUSEBIO, Praep. Evang., XIV, 18, 18; vid., también Antigono apud Aristocles in EUSEBIO, Praep. Evang., XIV, 18, 26 (o_d_ _xia t_V _paqe_aV).

543  Cfr. LONG, A.A., & SEDLEY, D.N., The Hellenistic philosophers, vol. 2, p. 12.

544  Cfr. HIRZEL, R., Untersuchungen, Op. cit., pp. 15-19.

545  Cfr. BROCHARD, V., Op. cit., pp. 58-59.

546  Cfr. D.L., IX, 62, 106.

547  Cfr. D.L., IX, 62-64 y 66.

548  D.L., IX, 108.

549  Cfr. DECLEVA CAIZZI, Op. cit., p. 151.

550  Cfr. D.L., IX, 68; vid., supra, p. 196, nota 44.

551  D.L., IX, 66: DECLEVA CAIZZI, 17 A.

552  PLUTARCO, Prof. virt., 82 ef: DECLEVA CAIZZI, 17 B.

553  Cfr. EUSEBIO, Praep. Evang., XIV, 18, 1-4: DECLEVA CAIZZI, 53, muy estudiado por nosotros; Ibidem, 18-19: DECLEVA CAIZZI, 58; DIELS, Poet., 67: DECLEVA CAIZZI, 61 A.

554  Recuérdese el influjo de Oriente en la filosofía de Pirrón, los contactos de Alejandro con los sabios Indios no fueron ni esporádicos, ni casuales. De ellos el más importante es con Cálano, un indio de gran relieve en toda la historia de la expedición de Alejandro, cfr. PIANTELLI, M., art. cit., pp. 136-144.

555  ESTOBEO, Anth., IV, 53, 28: DECLEVA CAIZZI, 19.

556  BROCHARD, V., Op. cit., p. 73.

557  Cfr. D.L., IX, 67.

558  D.L., IX, 107.

559  SEXTO, H.P., I, 238.

560  «Quienes en verdad se encuentran en esta disposición, Timón dice que tendrán como resultado primero la afasia y después la ataraxia». EUSEBIO, Praep. Evang., XIV, 18, 1-4: DECLEVA CAIZZI, 53: DIELS, 9 A 2.

561  Cfr. (de_ t_n e_qume_sqai m_llonta) PLUTARCO, De tranq. an., 465 c: DK 68 B 3; cfr. PLATÓN, Las Leyes, IV, 716 a.

562  En este problema no se ponen de acuerdo los estudiosos. Así mientras CONCHE, M., Op. cit., pp. 107-108 niega que la e_daimon_a sea un fin como se desprende del texto de Aristocles, por su parte, DUMONT, J. P., Op. cit., pp. 197-201 cree que sólo los términos que nos encontramos en Sexto son genuinos, como por ejemplo, _tarax_a H.P., I, 8, 10, 18, 25 etc. o de metriop_qeia H.P., I, 25, 30; III, 235 mientras que los que encontramos en Eusebio o en Aristocles son considerados como glosas.

563  «Decía, en verdad, que no hay nada bueno ni vergonzoso, justo o injusto, e igualmente que nada es en verdad, sino que los hombres se comportan en todo según la ley y la costumbre; pues ninguna cosa es más esto que aquello». D.L., IX, 61.

564  SEXTO, M., XI, 140: DECLEVA CAIZZI, 64: Poet., 9 B 70. La palabra nom_ es una conjetura de Hirzel, cfr. HIRZEL, R., Untersuchungen zu Ciceros philosophichen Schriften, III, Leipzig, 1883, p. 56, n. 1; cfr. también DECLEVA CAIZZI, F., Op. cit., p. 264-265, la cual no está de acuerdo con esta conjetura y mantiene n__, con lo que el sentido del texto cambiaría pues los hombres juzgarían con la mente, no por convención. Lo substancial del texto, no obstante, no se modificaría.



Yüklə 1,01 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   17   18   19   20   21   22   23   24   25




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə