El mundo griego después de alejandro



Yüklə 4,24 Mb.
Pdf görüntüsü
səhifə100/208
tarix17.11.2018
ölçüsü4,24 Mb.
#80706
1   ...   96   97   98   99   100   101   102   103   ...   208

 

214 


que estar en armonía con los dioses de Egipto, o la estabilidad de su gobierno estaría 

en peligro. 

Los  templos,  con  sus  grandes  propiedades,  y  la  influyente  jerarquía 

eclesiástica  representaban  una  importante  estructura  de  poder  paralelo.  En  Menfis 

ocupaban  quizá  un  tercio  del  área  de  la  ciudad  y  probablemente  empleaban  el 

número mayor de personas, funcionando como centros de redistribución y comercio 

para la comunidad en su conjunto. En Egipto antes de Alejandro, los templos, aunque 

en algunos aspectos controlados por la corona, eran los principales propietarios (por 

licencia del rey) y recaudadores de impuestos. Los miembros del templo podían ser 

eximidos  del  trabajo  obligatorio  (véase,  p.  ej.,  Austin  246,  PCZ  59541).  Diodoro 

conserva  la  afirmación  de  que  un  tercio  de  Egipto  fue  dado  a  los  sacerdotes  por  la 

diosa  Isis  para  sostener  las  actividades  de  culto  (Diod.  1.  21.  7,  cf.  1.  73.  2-3);  la 

segunda parte, dice, está en manos de los  reyes  para sostener las guerras, una corte 

espléndida y las donaciones reales (1. 73. 6), la tercera era para la clase militar (1. 73. 

7).

15

  Bajo  los  Ptolomeos,  el  ingreso  de  la  corona  se  desvió  a  los  templos  bajo  dos 



rubros:  los  apomoira,  impuestos  pagados  por  los  viñedos  y  manzanares,  fue 

transferido al culto real,  mientras que la syntaxis  se constituyó en una garantía para 

sostener  las  actividades  normales  de  los  templos.  Esta  última  era  parcialmente  un 

reemplazo de la renta que los templos habían recaudado previamente de sus propias 

tierras,  parte  de  las  cuales  eran  ahora  controladas  por  el  estado,  mientras  que  otras 

fueron devueltas a los templos.

16

 

La complejidad y la solidez de la organización social egipcia significa que no 



hemos  de  suponer  que  encontraremos  todo  un  nuevo  sistema  impuesto  por  los 

«racionales» griegos a un paisaje precivilizado, ni siquiera que hubo cambios rápidos 

y  de  largo  alcance.  El  Egipto  ptolemaico  no  era,  en  ningún  grado  notable,  una 

creación «desde arriba» de los griegos y macedonios. En muchos aspectos el período 

de  la  dominación  ptolemaica,  aunque  duró  cerca  de  tres  siglos,  no  ocasionó  una 

ruptura drástica en la sociedad  y la economía;  la población  agrícola continuó como 

bajo  los  faraones  egipcios  y  los  persas,  y  así  lo  haría  después  bajo  la  dominación 

romana.  La  sociedad  estaba  evolucionando,  como  todas  las  sociedades,  pero  los 

cambios  estructurales  tuvieron  lugar  de  modo  gradual  y  no  necesariamente  como 

resultado de la invasión macedónica. 



LOS TESTIMONIOS 

Entre los estados helenísticos, Egipto es el único que ha producido decenas de 

miles de documentos administrativos diarios en forma de papiros, escritos en griego 

o  en  demótico  (la  versión  menos  formalizada  de  la  escritura  egipcia).

17

  Muchos  se 



han  preservado  porque  durante  el  período  ptolemaico  inicial  se  volvió  una  práctica 

común  reciclarlos  como  cartón,  una  especie  de  papel  maché  utilizado  para  hacer 

cajas de momias. A partir de aquellos descubiertos en excavaciones de tumbas, han 



 

215 


sido  reconstruidos  muchos  papiros  importantes  y  extensos,  incluidas  secciones  de 

textos literarios como las obras de Menandro. Otros papiros han sido recuperados en 

su  forma  original  por  medio  de  la  excavación  de  los  antiguos  asentamientos,  como 

los  llamados  archivos  de  Zenón  de  Filadelfia.  Todo  esto  da  a  la  historia  del  Egipto 

ptolemaico (e incluso a la historia política, particularmente de los últimos Ptolomeos) 

un  nivel  de  detalle  no  encontrado  en  otra  parte.  Sin  embargo,  es  necesario  tener 

prudencia al generalizar a partir de Egipto hacia el mundo helenístico más amplio (el 

llamado  problema  de  la  tipicidad),

18

  puesto  que  algunas  características  de  los 



testimonios  pueden  haber  sido  específicas  para  esta  área  e  indicar  tradiciones 

políticas y culturales locales diferentes a las de Grecia y el Asia occidental. 

Además,  los  testimonios  papirológicos,  particularmente  en  griego,  están 

distribuidos  de  modo  desigual.  El  papiro  se  preserva  mejor  en  condiciones  estables 

de  sequedad;  en  consecuencia,  la  mayoría  de  los  hallazgos  se  han  hecho  donde  no 

hay  asentamientos  ni  cultivos  hoy  en  día,  como  las  fronteras  del  desierto  o  los 

antiguos  cementerios.

19

  Debido  a  que  el  desierto  posteriormente  invadió  El  Fayum, 



se  han  encontrado  allí  la  mayoría  de  los  documentos  en  papiro  que  quedan  del 

período  ptolemaico.  El  valle  del  Nilo,  rico  y  densamente  poblado,  ha  generado 

relativamente  pocos  papiros,  aunque  hay  importantes  excepciones  como  (entre  los 

papiros desenterrados) el archivo del Serapeo del nomo menfita y los archivos de los 

soldados del Patirita, mientras que los hallazgos de cartonaje comprenden textos del 

siglo  III  de  Hibeh  y  un  importante  corpus  de  material  del  siglo  I  del  nomo 

heracleopolita  (Abusir  el  Melek).  La  Tebas  egipcia  generó  una  proporción  más 

grande de textos en demótico. Los papiros de El Fayum provienen principalmente de 

las aldeas, mientras que muchos del valle del Nilo proceden de contextos urbanos.

20

 



(Entre aquellos ejemplos de documentos del valle del Nilo revisados en este capítulo 

se incluyen los casos de Peteharsemteo y Driton). 

Hay  variaciones  cronológicas.  Algunos  yacimientos  principales,  como  el 

oasis occidental y la ciudad de Oxirrhinco en el Egipto medio, han generado papiros 

de  fecha  romana  principalmente.  En  muchos  casos  sólo  cubren  un  período  muy 

corto,  puesto  que  los  papiros  con  frecuencia  aparecen  en  conjuntos  particulares  de 

documentos, convencionalmente llamados «archivos» (como los archivos de Zenón). 

Este  es  un  término  equívoco,  puesto  que  los  documentos  no  estaban  usualmente 

catalogados o clasificados con el fin de ser archivados, y pueden haber permanecido 

juntos  simplemente  porque  trataban  asuntos  de  una  familia,  de  un  funcionario  o  de 

una comunidad.

21

 



Finalmente, miles de papiros han quedado inéditos; este es en especial el caso 

de aquellos escritos en demótico, puesto que hay menos estudiosos preparados para 

leer en esa lengua.

22

 De modo que aunque tenemos muchos documentos ilustrativos 



para utilizar, la tarea de generalizar sobre Egipto en su conjunto, a partir de períodos, 

grupos sociales y comarcas particulares, suele ser extremadamente compleja, pues la 

variación regional siempre es una probabilidad. 

Otro grupo importante de documentos son los ostraca, trozos de vasijas rotas 

que  el  pueblo  usaría  para  comunicaciones  efímeras  y  como  borradores,  antes  que 

desperdiciar el costoso papiro. Queda un número muy grande del Alto Egipto pero su 

distribución  es  menos  desigual  que  la  de  los  papiros,  ya  que  su  permanencia  no 

dependió  tanto  de  las  condiciones  del  suelo.  En  particular,  han  servido  a  los 

estudiosos para formar una imagen de la tributación ptolemaica. 



Yüklə 4,24 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   96   97   98   99   100   101   102   103   ...   208




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə