El mundo griego después de alejandro



Yüklə 4,24 Mb.
Pdf görüntüsü
səhifə122/208
tarix17.11.2018
ölçüsü4,24 Mb.
#80706
1   ...   118   119   120   121   122   123   124   125   ...   208

 

260 


literatura helenística estaba operando en un medio social cerrado, usando un lenguaje 

muerto,  el  lenguaje  de  una  clase  social  a  la  defensiva.

21

  Es  cierto  que  uno  de  los 



rasgos más acentuados de la literatura del período es el clasicismo, la elevación de un 

número limitado de obras y estilos antiguos a la categoría de «clásicos»; y es posible 

pensar que la literatura se estaba tornando atemporal y que ignoraba el presente y la 

ciudad.


22

  Aunque  algunos  ejemplos  pueden  servir  para  ilustrar  estas  ideas,  también 

pueden llevarnos a cuestionarlas. 

Muchos de los poetas más famosos de Alejandría vivieron en el medio siglo 

posterior a Alejandro, y eran inmigrantes de otras partes del mundo griego. Calimaco 

(Callimachus)  de  Cirene  (c.  305-c.  240),

23

  a  quien  hemos  encontrado  antes,  trabajó 



en la biblioteca, aunque no fue probablemente el prefecto como se creyó alguna vez. 

Era recordado por su disputa académica con su pupilo Apolonio de Rodas, aunque no 

existe un testimonio contemporáneo que así lo confirme. Puede apreciarse en el poeta 

al erudito. Además de los catálogos bibliográficos sistemáticos, compiló listas como 



Una colección de maravillas en toda la tierra según su lugar; también fue el autor de 

los  poemas  Aitia  o  Causas,  un  compendio  de  7.000  líneas  de  leyendas  sobre  la 

historia  y  los  rituales  griegos,  por  ejemplo  La  trenza  de  Berenice,  que  combina  la 

adulación  cortesana  con  un ingenio  punzante. Conmemora la ofrenda de una trenza 

de  su  cabello  por  la  esposa  de  Ptolomeo  III,  su  desaparición  del  templo  y  su 

descubrimiento en el hemisferio norte (es la constelación que aún hoy es llamada la 

Cabellera  de  Berenice)  por  el  astrónomo  Conón.  El  fragmento  más  extenso 

preservado,  revela  cómo  la  estilizada  elegancia  apropiada  a  una  pieza  de  adulación 

cortesana se equilibra con la participación original y ocurrente de la propia trenza de 

cabello como interlocutora: 

¿Qué  podemos  hacer  nosotros,  unas  trenzas,  cuando  montañas 

semejantes,  ante  el  hierro  ceden?  Así  perezca  el  pueblo  de  los  cálibes, 

quienes,  sacándola  de  la  tierra,  la  planta  nefasta,  la  expusieron  por  vez 

primera  y  enseñaron  la  tarea  de  los  martillos.  Al  momento  de  cortarme 

(mis hermanas) las trenzas, sentían por mí la triste añoranza, y de súbito 

el blando soplo, que de la misma sangre es del etíope Memnón, lanzóse 

entre  el  torbellino  de  sus  raudas  alas,  cárcel  de  la  locria  Arsínoe,  la  de 

cinto  violeta,  y  me  arrebató  con  su  aliento,  y  conmigo  cargado  por  los 

húmedos aires fue a depositarme en el regazo de Cipris. 

(Calimaco, Aitia, frag. 110 Pfeiffer, líneas 47-56) 

El  verso  «montañas  semejantes  ante  el  hierro  ceden»  se  refiere  al  canal  del 

rey Jerjes de 481 a.C. en el monte Athos; los cálibes eran un pueblo en la región del 

mar Negro renombrado por su herrería; «de la misma sangre es del etíope Memnón» 

es  Céfiro,  el  viento  meridional;  «locria»,  referido  a  la  reina  Arsínoe,  es  un  confuso 

juego sobre la ubicación de su templo; Cipris es un sobrenombre común de Afrodita, 

que procede de su templo en Chipre, la isla de su nacimiento. 

Muchos de los poemas de Calimaco están repletos de erudición y de alusiones 

mitológicas, pero también son sumamente originales. En su Himno a Zeus, aunque la 

forma  y  el  lenguaje  en  general  son  de  los  himnos  «homéricos»  del  siglo  VII, 

introduce  conversaciones,  como  el  debate  sobre  las  diferentes  versiones  del 

nacimiento de Zeus en el monte Ida, en el que el mismo dios interviene para declarar 

que  «todos  los  cretenses  son  mentirosos».  Calimaco  probablemente  intentaba 

satisfacer algo más que un mero interés por lo antiguo y conformarse con un público 



 

261 


más  escéptico  que  el  que  tuvieron  los  poetas  antiguos.  La  demostración  de  su 

erudición es hecha con la mayor economía y pericia y, sobre todo, con un propósito 

que va más allá del alarde; como en el pasaje siguiente en que la ninfa Rea, después 

de haber dado a luz a Zeus en Arcadia, busca agua donde lavarse: 

Pero el caudaloso Ladón no discurría aún por allí, ni el Enmanto, 

el más límpido de los ríos, y estaba seca aún toda la Arcadia, la que un 

día iba a ser llamada la tierra de las bellas aguas. Entonces, cuando Rea 

se  soltó  el  cinturón,  se  erguían  sobre  el  lecho  del  húmedo  Yaón 

numerosas encinas; numerosos también corrían sobre el Melas los carros; 

numerosas eran las serpientes que sobre el mismo cauce del Carión tenían 

sus guaridas; los hombres iban y venían a pie y sedientos sobre el Cratis y 

sobre el guijarroso Metope bajo sus pies fluían, numerosas las aguas. 

(Calimaco, Himno I: A Zeus, líneas 15-33) 

Aquí  los  hitos  geográficos  no  son  enigmas  divertidos  por  resolver  o 

polvorientas  «alusiones»  a  antiguas  obras;  enriquecen,  y,  como  dice  Bulloch, 

«actualizan la escena con una exactitud que tiene el mismo propósito que los cuatro 

detalles  con  los  cuales  se  ilustra  la  sequedad  de  la  Arcadia  (encinas,  carros, 

serpientes, marchas sin agua)».

24

 

La  poesía  didáctica  («educativa»)  es  un  género  recientemente  definido, 



principalmente  representada  por  Arato  de  Soli  (en  Cilicia)  y  Nicandro  de  Colofón. 

Partía  de  lo  antiguo  y  creaba  formas  literarias  nuevas  que  homenajeaban  el  canon. 

Arato  (c.  315-antes  de  240),  que  trabajó  en  Pela,  escribió  una  amplia  variedad  de 

poemas  pero  es  principalmente  conocido  por  aquellos  que  tratan  de  temas 

«científicos» tales como Astrika (Sobre las estrellas) y Phainomena (su único trabajo 

preservado),  ambos  tratan  de  la  astronomía  y  la  meteorología.  Seguía  los  pasos  de 

Hesíodo, el poeta folclórico de la religión y la agricultura del siglo VIII; también de 

los  poetas  más  filosóficos  del  siglo  VI,  como  Jenófanes,  y  del  más  próximo,  en 

poesía, de Empédocles de Sicilia que escribió sobre la naturaleza (siglo V). Arato no 

fue  el  primero  en  escribir  un  poema  específicamente  astronómico,  pero  fue  leído  y 

estudiado  más  ampliamente.  Su  obra,  de  un  carácter  informativo  más  genuino  que 

otras  obras  similares,  estaba  basada  estrictamente  en  los  escritos  en  prosa  del 

astrónomo  del  siglo  IV,  Eudoxo  de  Cnido  (capítulo  9),  y  posiblemente  puede 

considerarse  como  parte  de  un  programa  intelectual  más  amplio  que  comprendía  la 

divulgación  del  conocimiento;  pero  el  término  de  Bulloch  «popularización»  es 

demasiado  contundente  para  un  poema  sobre  un  tema  rebuscado  escrito  en  griego 

arcaico.

25

 



Las  dos  obras  preservadas  de  Nicandro  (Nikandros,  siglo  II  o  III)  son 

Alexipharmaka  y  Theriaka,  la  primera  trata  de  venenos  y  antídotos,  la  segunda  de 

animales  venenosos  y  las  curas  de  sus  mordidas  y  picaduras.  Es  más  literario  y 

menos informativo que Arato,  y es sorprendente que quizá estuviera menos versado 

en la antigüedad. Bulloch sugiere que su obra se conservó precisamente debido a la 

industria  académica  generada  por  su  «expresa  singularidad  y  retorcimiento 

literario»,

26

 pero este análisis ciertamente subestima el impacto del contexto social en 



el que Nicandro escribía. 

La  importancia  de  la  llamada  poesía  didáctica  probablemente  no  reside  en 

ningún propósito o  efecto  genuinamente  educativo  —es difícil imaginar  a un lector 

que  no  sea  el  más  libresco  (u  ocioso)  sentándose  a  leer  su  Nicandro,  o  incluso  su 




Yüklə 4,24 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   118   119   120   121   122   123   124   125   ...   208




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə