El mundo griego después de alejandro



Yüklə 4,24 Mb.
Pdf görüntüsü
səhifə149/208
tarix17.11.2018
ölçüsü4,24 Mb.
#80706
1   ...   145   146   147   148   149   150   151   152   ...   208

 

317 


También  dicen  que  para  la  fundación  de  Seleucia  del  Tigris  se 

ordenó a los magos que eligieran el día y la hora para comenzar a excavar 

los  cimientos,  pero  falsificaron  la  hora  pues  no  deseaban  que  se  hiciera 

una  fortaleza  semejante  que  los  amenazara.  Seleuco estaba  esperando la 

hora  fijada  en  su  tienda,  mientras  su  ejército  preparado  para  trabajar  se 

mantenía firme hasta que Seleuco les diera la señal. De pronto, a la hora 

más  favorable,  pensaron  que  alguien  les  daba  la  orden  de  empezar  y 

salieron  a  trabajar;  ni  siquiera  los  esfuerzos  de  los  heraldos  pudieron 

retenerlos. 

(Ap. Guerras sir, 58, Austin 46) 

Estos  episodios,  que  Apiano  debe  haber  tomado  de  fuentes  helenísticas, 

resumen  nítidamente  varios  aspectos  de  la  imagen  que  los  Seléucidas  deseaban 

cultivar: el hábil empleo de sacerdotes nativos (el relato del intento de los magos de 

sabotear  la  fundación  no  es  necesariamente  histórico),  la  observación  piadosa  del 

ritual religioso para el bien de los súbditos, las pruebas evidentes de la intervención 

divina en su favor y la realización de actos sobrehumanos. 



Helenización y urbanización 

Un gran número de soldados griegos  y macedonios se habían asentado en el 

Oriente  Próximo  por  obra  de  Alejandro  y  los  diadocos.  En  el  primero  de  sus  dos 

discursos,  Sobre  la  fortuna  o  la  virtud  de  Alejandro,

103

  Plutarco  formula  un  nexo 



explícito entre la fundación de ciudades y la introducción de la civilización en Asia: 

Y si te fijas en la pedagogía de Alejandro, educó a los hircanos en 

el  respeto  al  matrimonio,  enseñó  a  los  aracosios  a  cultivar  la  tierra  y 

persuadió  a  los  sogdianos  a  cuidar  de  sus  padres  y  no  matarlos  y  a  los 

persas a respetar a sus madres pero no a casarse con ellas [Explica cómo 

la literatura y la religión griegas fueron adoptadas en el Lejano Oriente] 

Alejandro  ...  fundó  más  de  sesenta  ciudades  en  pueblos  bárbaros  y 

sembró Asia de magistraturas griegas y se impuso sobre su modo de vivir 

salvaje  e  incivilizado  ...  los  que  fueron  conquistados  por  Alejandro  son 

más  felices  que  quienes  escaparon  a  su  mano.  Pues  nadie  puso  fin  a  la 

desdicha  en  que  vivían,  en  tanto  que  el  vencedor  llevó  a  aquellos  a  una 

vida  de  felicidad  ...  quienes  fueron  sometidos  por  Alejandro  no  estarían 

civilizados si no hubieran sido dominados. 

(Plut. Moralia, 328c-f, Austin 19) 

Sin  embargo,  esta  figura  no  sólo  es  exagerada  (Alejandro  no  fue  el  único 

responsable  de  todas  las  fundaciones  de  ciudades),

104

  sino  que  podemos  dudar 



legítimamente  de  que  las  motivaciones  suyas  y  las  de  sus  sucesores  fueran  tan 

nobles. 


En  cualquier  caso,  Seleuco  I  y  Antioco  I  fueron  los  fundadores  de  ciudades 

más activos en el oriente.

105

 Algunas áreas del imperio, como Irán, eran básicamente 



no urbanas. Según Arriano (Indikê, 40. 8), Alejandro fundó ciudades para convertir a 

los  iranios  de  nómadas  en  agricultores,  pero  se  puede  demostrar  que  ya  se  estaban 

volviendo  sedentarios  y  parece  probable  que  existía  ya,  y  continuó  existiendo,  una 



 

318 


sociedad  de  base  aldeana  predominantemente.

106


  No  obstante,  la  sociedad 

prealejandrina  en  el  Oriente  Próximo,  comprendía  algunas  de  las  más  antiguas 

entidades  urbanas  del  mundo  conocido,  y  su  papel  se  mantuvo  básicamente  sin 

cambios  bajo  el  dominio  seléucida.  Tal  parece  haber  sido  el  caso  de  Uruk,  donde 

ninguna  influencia  griega  es  visible  durante  todo  el  período  seléucida;  mientras 

Babilonia,  aunque  probablemente  recibió  una  comunidad  grecohablante,  no  cambió 

ni de nombre ni de estatus.

107


 

Un ejemplo de helenización más preventiva es la antigua ciudad lidio-griega 

de  Sardes,  en  Asia  Menor  occidental,  donde  se  agregaron  edificios  e  instituciones 

griegas  y  el  trazado  de  las  calles  fue  rehecho  según  el  patrón  de  cuadrícula 

«hipodámica» después de que la ciudad fuera devastada por un asedio de Antioco II. 

En otras partes una población griega, un nombre griego y las instituciones de la polis 

se  introdujeron  en  una  ciudad  no  griega  preexistente,  como  Berrhoia  (la  antigua 

Alep) y quizá en la «Antioquía» que Antioco IV deseaba hacer de Jerusalén; durante 

el  siglo  III  la  antigua  capital  elamita  y  persa  de  Susa  recibió  colonos 

grecomacedonios y fue refundada como Seleucia de Eulaio.

108

 Algunas poleis fueron 



creadas  de  la  nada  (o  a  partir  de  un  pequeño  asentamiento  no  griego)  y  dadas  a 

ciudadanos  grecomacedonios;  esto  pasó  en  Apamea  de  Orontes,  Seleucia  de  Pieria, 

Doura-Europos y otras (para un fragmento de la constitución dada a Doura-Europos, 

véase  Austin  179).

109

  Algunas  veces  una  ciudad  fue  reemplazada  con  una  nueva 



estructura,  posiblemente  en  un  nuevo  emplazamiento,  como  en  Antioquía  donde 

Seleuco I destruyó una ciudad existente, Antigonia, fundada por Antígono (Estrabón, 

16. 2. 4 [749], Austin 174), y su población griega se trasladó al nuevo lugar. A veces 

una nueva ciudad se situaba junto a una antigua capital, como en el caso de Seleucia 

del Tigris, edificada frente a Babilonia.

110


 

En  muchos  lugares  los  Seléucidas  fundaron  colonias  de  veteranos  con  un 

propósito  militar  expreso,  llamadas  con  frecuencia  katoikiai,  «asentamientos», 

principalmente  de  grecomacedonios.  Aunque  algunos  fueron  fundados  como 

guarniciones y otros como colonias por sí mismas, típicamente tenían una población 

étnicamente  homogénea.  La  cultura  griega  fue  promovida  mediante  el  gymnasion 

(véase, por ejemplo, la nueva carta real de Tiriaion en Frigia), donde la admisión era 

selectiva;  pero  en  un  asentamiento  que  era  una  polis  la  población  nativa  se 

convertiría  en  parte  de  la  ciudad.  Cohén  señala  las  motivaciones  de  realpolitik  de 

este  activo  programa  de  colonización  (comercio,  seguridad  militar,  a  veces 

circunstancias políticas locales) y rechaza la sugerencia de que la helenización fuera 

una  política  de  los  reyes,  una  idea  que  encontramos  en  el  orador  del  siglo  IV  d.C, 

Libanio de Antioquía:

111


 

Los  demás  reyes  habían  disfrutado  al  destruir  las  ciudades 

existentes;  por  otra  parte,  él  había  dispuesto  que  se  edificaran  ciudades 

que  no  existían  aún.  [Seleuco]  fundó  tantas  sobre  la  tierra  que  bastaban 

para llevar los nombres de las ciudades de Macedonia como los nombres 

de los miembros de su familia... Además, si uno desease compararlo con 

los  atenienses  y  milesos,  que  se  supone  habían  establecido  el  mayor 

número  de  colonias,  resultaría  ser  el  más  grande  colonizador,  pues  en 

tanto  los  superó  en  la  magnitud  de  sus  obras  que  una  de  sus  ciudades 

valía  lo  que  diez  de  ellos.  Uno  puede  ir  a  Fenicia  a  ver  ciudades,  uno 

puede ir a Siria y ver aún más y más grandiosas ciudades suyas. Extendió 

esta noble empresa al Eufrates y al Tigris; y rodeó Babilonia de ciudades; 




Yüklə 4,24 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   145   146   147   148   149   150   151   152   ...   208




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə