El mundo griego después de alejandro



Yüklə 4,24 Mb.
Pdf görüntüsü
səhifə162/208
tarix17.11.2018
ölçüsü4,24 Mb.
#80706
1   ...   158   159   160   161   162   163   164   165   ...   208

 

343 


9.  LA  COMPRENSIÓN  DEL  COSMOS:  LA  «CIENCIA» 

DESPUÉS GRIEGA DESPUES DE ARISTÓTELES. 

LOS PENSADORES GRIEGOS EN LA SOCIEDAD 

No hay un equivalente exacto en griego para el término «ciencia».

1

 El propio 



campo semántico de la palabra ha variado, incluyendo no sólo una rama objetiva del 

conocimiento,  basada  en  la  observación  sistemática,  la  experimentación  y  las 

pruebas,  y  dirigida  a  entender  el  mundo  material,  el  principal  sentido  de  la  palabra 

hoy,  pero  también  de  otros  tipos  de  conocimiento  sistematizado  (como  «ciencias 

políticas»).

2

  Pese  a  esta  dificultad  de  definición  y  traducción,  podemos  justificar  el 



uso de «ciencia» con la debida prudencia —como una categoría analítica aun cuando 

los  miembros  de  una  sociedad  en  el  pasado  no  la  habrían  reconocido;  pues  para 

explicar el  pasado en términos  satisfactorios  tenemos  que hacerlo significativo para 

el  presente,  dejando  claras  a  la  vez  las  diferencias  entre  cómo  conceptuamos  las 

cosas  y  cómo  lo  hicieron  los  antiguos.  Aquí,  entonces,  la  palabra  «ciencia»  será 

usada para abarcar una gama de investigaciones y teorías sobre el funcionamiento del 

mundo  material  (filosofía  natural,  como  distinta  de  la  filosofía  ética  y  la  política); 

pero  parte  del  propósito  será  clarificar  cómo  las  investigaciones  antiguas  eran 

distintas de las modernas, sin la presunción de que tuvieran rasgos en común. 

Debemos evitar juicios gratuitos y comparaciones indeseadas sobre un punto 

relacionado. Muchas obras generales publicadas sobre la historia helenística incluyen 

una  evaluación  de  los  «logros»  de  los  pensadores  helenísticos,  esencialmente  en 

términos  de  cuan  interesantes  eran  (casi  como  si  la  cultura  griega  estuviera 

compitiendo en un concurso de talento). Antes que adoptar este enfoque, deberíamos 

tratar de entender el pensamiento helenístico y la inventiva en áreas científicas en el 

trasfondo de la sociedad (o sociedades) que les dieron origen. Al hacerlo, seguiremos 

ante todo la obra de Geoffrey Lloyd cuyos numerosos escritos han redefinido todo el 

tema de la ciencia griega.

3

 Tampoco debemos evaluar la ciencia helenística (como se 




 

344 


ha  hecho  muchas  veces)  según  si  fue  precursora  de  descubrimientos  posteriores,  o 

condujo  a  ellos.  Se  ha  advertido  que  Posidonio  (frag.  49  Edelstein-Kidd  [frag.  28 

Jacoby] = Estrabón, 2. 3. 6 [102], cf. 1.4.6 [65]) dedujo, quizá de Eratóstenes, que al 

navegar  hacia  el  oeste  más  allá  de  las  columnas  de  Hércules  (el  estrecho  de 

Gibraltar)  llegaría  a  la  India.  Una  idea  parecida  aparece  en  una  tragedia  de  un 

aristócrata romano del siglo I d.C: 

Tiempos vendrán al paso de los años 

en que suelta el océano las barreras del mundo 

y se abre la tierra en toda su extensión 

y Tetis nos descubre nuevos orbes 

y el confín de la tierra ya no sea Tule. 

(Séneca, Medea, 375) 

Algunos  estudiosos  han  sido  de  la  opinión  de  que  estas  ideas  llevaron  al 

descubrimiento  de  América.

4

  pero  no  significó  una  revolución  del  pensamiento 



plantear  esa  hipótesis,  y  aun  si  Cristóbal  Colón  hubiera  sido  consciente  de  estas 

ideas,  eso  no  nos  serviría  para  comprender  la  práctica  de  la  ciencia  en  la  época 

helenística, ni la importancia de la proposición de Posidonio en el momento en que la 

formuló.  La  búsqueda  de  los  orígenes  del  conocimiento  moderno  arriesga  el 

convertirse  en  una  indagación  esencialmente  anacrónica  si  ignora  los  términos,  los 

objetivos y la transmisión de las antiguas investigaciones. 

Sobre  todo  no  debemos  apreciar  a  los  investigadores  de  este  período  en 

función  de  cuan  lejos  estuvieron  de  lo  que  podrían  haber  logrado,  o  porque  no 

hicieron  las  cosas  que  no  hicieron.

5

  Por  el  contrario,  nuestro  objetivo  debe  ser 



comprender sociológicamente lo que era investigado, por quién, para quién y con qué 

propósitos  (los  cuales  deben  ser  medidos  en  los  términos  del  discurso  antiguo,  no 

evaluados y ponderados según los cánones de la ciencia moderna).

6

 



En  las  sociedades  modernas  occidentalizadas,  los  científicos  son 

profesionales asalariados que son titulares de un determinado puesto, financiado por 

el  gobierno  o  la  industria,  y  que  poseen  credenciales  reconocidos  oficialmente. 

Pueden  seguir  una  carrera  durante  toda  su  vida  enseñando  o  investigando  en  una 

rama  o  subárea  del  conocimiento.  Estas  ramas  se  han  hecho  cada  vez  más 

especializadas:  hoy  no  tenemos  sólo  química,  metalurgia  y  física,  sino  química 

inorgánica,  la  metalurgia  de  semiconductores  y  física  teórica  de  partículas.  En  el 

mundo  griego  no  había  credenciales  educativas  formales;  y  aunque  las  disciplinas 

generales  tales  como  la  filosofía  y  las  matemáticas  se  diferenciaban  explícitamente 

una  de  otra,  no  estaban  subdivididas  tan  precisamente  como  ahora.  Además,  los 

científicos en sus investigaciones con frecuencia atravesaban lo que podría ser visto 

como  las  fronteras  de  las  disciplinas.

7

  Eratóstenes  de  Cirene  (275-200)  que  estudió 



en Atenas bajo el filósofo estoico Aristón antes de trasladarse a Alejandría, escribió 

sobre geografía, matemáticas, astronomía, historia y literatura. Su entrada en el Suda 

nos dice que «debido a que estaba en segundo lugar en todas las ramas de la cultura 

(paideia),  aunque  tocaba  la  cima,  fue  llamado  "Beta",  la  segunda  letra  del  alfabeto 

griego, lo  que significaba número dos»

8

 —aunque la anécdota puede ser  irónica, al 



implicar que en realidad era considerado el científico más importante en general. 

Respecto  a  grandes  campos  de  la  ciencia  nos  basamos  en  autores  griegos  y 

romanos  del  período  imperial;  la  interpretación  de  éstos  plantea  problemas 



Yüklə 4,24 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   158   159   160   161   162   163   164   165   ...   208




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə