El mundo griego después de alejandro



Yüklə 4,24 Mb.
Pdf görüntüsü
səhifə20/208
tarix17.11.2018
ölçüsü4,24 Mb.
#80706
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   208

 

48 


El  inicio  del  período  vio  una  gran  emigración  de  Grecia,  que  puede  haber 

generado  una  disminución  demográfica  en  la  península  y,  sin  duda,  llevó  al 

asentamiento  de  griegos  y  macedonios  en  las  nuevas  ciudades  y  en  los  antiguos 

territorios  conquistados  en  todo  el  Oriente  Próximo.  Los  efectos  de  estos  y  otros 

cambios globales sobre el paisaje geográfico y humano del mundo griego antiguo  y 

del  nuevo  apenas se  están comenzando a comprender, pero se ha vuelto  un axioma 

entre los  historiadores  que ninguna serie de fenómenos universales puede darse por 

sentada.  La  variabilidad  demográfica  parece  haber  sido  confirmada  con  toda 

seguridad,  incluso  en  un  nivel  muy  local,  con  los  resultados  de  los  sondeos  en  la 

«Antigua Grecia». 

En cuanto a los paisajes culturales, se puede inferir que hubo una bajada en la 

actividad de los santuarios rurales, lo cual sugiere un cambio en la relación entre las 

colectividades urbanas y rurales.

56

 El asentamiento rural, no obstante, parece haberse 



intensificado  en  ciertas  partes  de  la  Grecia  peninsular  y  en  algunas  islas.  En  la 

Argólida  meridional  hay  un  aumento  del  número  de  pequeños  yacimientos  rurales 

entre  c.  350  y  c.  250  a.  C,  así  como  en  la  proporción  de  las  vasijas  de 

almacenamiento  en  aquéllos;  estos  datos  sugieren  la  intensificación  de  la 

agricultura.

57

  Un  patrón  similar  se  aprecia  poco  después  en  Etolia,



58

  un  área  donde 

las ciudades se agruparon juntas en un poderoso estado federal durante el siglo III y 

posiblemente  prosperaron  a  causa  de  ello.  En  Acaya,  el  examen  ha  revelado  una 

significativa recolonización del paisaje rural.

59

 En Metana, el número de yacimientos 



aumentó en los  inicios  del  período helenístico, un fenómeno que los  investigadores 

relacionan con la existencia de una base naval ptolemaica.

60

 

A la inversa, en otras áreas parece haber habido  un uso menos intensivo del 



paisaje. En este punto, sin embargo, debemos primero tomar en cuenta una serie de 

enunciados  en  las  fuentes  que  nos  estarían  informando  de  las  condiciones 

económicas y sociales de ciertas áreas. A inicios o mediados del siglo III el autor de 

una  descripción  algo  satírica  de  la  Grecia  central  describe  a  los  pueblos  beocios  en 

términos positivos: 

La ciudad (de Tanagra) está situada en un promontorio escarpado 

... La entrada de las casas y las pinturas que tienen le dan a la ciudad una 

bella  apariencia.  La  ciudad  no  goza  de  una  abundante  producción 

agrícola, pero es la primera en Beocia por su vino. Los habitantes, aunque 

ricos,  tienen  un  sencillo  estilo  de  vida;  son  todos  agricultores  y  no 

jornaleros. Saben respetar la justicia, la buena fe y la hospitalidad... 

La  ciudad  (de  Tebas)  está  situada  en  el  centro  de  Beocia  ... 

Aunque es una ciudad antigua, el trazado de sus calles es de una moderna 

concepción ... toda la tierra tiene abundancia de agua, es verde y cubierta 

de montes, y tiene más jardines que cualquier otra ciudad de Grecia. 

(«Heráclides de Creta», 1, 8-9, 12; Austin 83)

61

 

En cambio, Polibio declara que la cosa pública en Beocia durante finales del 



siglo III y comienzos del siglo II estaba por los suelos, y que las fortunas familiares 

se  dilapidaban  en  un  consumo  notorio,  antes  que  pasar  a  los  legados  (20,  6,  1-6; 

Austin 84). A primera vista esto  indica un cambio para peor  en la sociedad beocia; 

pero  su  relato  está  casi  con  seguridad  empañado  por  el  prejuicio.

62

  De  modo 



parecido, sus referencias a la estrechez de miras de la gente de Elis en el Peloponeso 

noroccidental,  que  delegaban  las  funciones  cívicas  tales  como  la  administración  de 




 

49 


justicia al campo con el resultado de que los ricos descuidaban la vida en la ciudad 

(4, 73, 5-74, 2, Austin 85), parecen estar teñidas de retórica y en todo caso se refieren 

sólo a la élite. Finalmente, es difícil saber qué valor de prueba debe atribuirse a los 

enunciados  de  Polibio  que  implican  que  la  Grecia  de  su  época  estaba  sufriendo  un 

descenso  demográfico  debido  a  que  las  familias  no  se  reproducían  (36,  17,  5-10; 

Austin 81). 

Sería  ingenuo  suponer  que  puede  confiarse  en  alguno  de  nuestros  autores 

como  científico:  incluso  cabe  sospechar  del  aparentemente  optimista  «Heráclides» 

por  tener  un  propósito  retórico.  Dedica  el  epílogo  de  su  obra  a  demostrar,  por 

ejemplo, que la Hélade propiamente dicha se extiende hasta Tesalia pero no más allá, 

excluyendo  específicamente  Macedonia.  Sus  enunciados  sobre  el  cambio  social, 

aunque  deben  considerarse  seriamente,  no  deberían  predeterminar  la  interpretación 

de los datos arqueológicos, a los cuales ahora volvemos. 

En  Beocia  los  datos  de  prospección  efectivamente  indican  un  amplio 

abandono de  asentamientos  durante el  siglo  III  o después,  incluidas dos  ciudades;

63

 



pero más que a la deficiencia moral o a la insensatez de los lugareños, como Polibio 

podría  hacernos  pensar,  esto  podría  ser  debido  a  hechos  tales  como  la  violenta 

destrucción y la subsiguiente reedificación de Tebas a finales del siglo IV. 

Parecidas  precauciones  deben  aplicarse  al  Ática.  Los  datos  arqueológicos 

referentes a los cambios en el asentamiento rural se encuentran todavía en un estado 

tal  que  es  difícil  sacar  conclusiones,  pese  al  optimismo  de  algunos  estudiosos.  Se 

considera por lo general que los testimonios epigráficos y textuales indican un ligero 

descenso de la población, pero los datos son difíciles de interpretar. Había, de hecho, 

emigración a Alejandría, pero el reducido número de inscripciones de demes (aldeas 

constituyentes de la  polis  ateniense) podría deberse a la falta de fondos antes que a 

una población decreciente. El descenso del número de lápidas inscritas áticas y de las 

de metecos (extranjeros residentes) podría explicarse por los cambios en las prácticas 

conmemorativas;  el  reducido  número  de  efebos  (aprendices  militares  de  élite),  por 

los cambios en el reclutamiento. Contra la probabilidad de emigración neta, debemos 

subrayar  el  hecho  de  que  los  atenienses  no  parecen  haber  tenido  problemas  para 

designar bouleutai (consejeros), incluso cuando el boulê (consejo) había aumentado 

de tamaño a finales del siglo III.

64

 En el campo arqueológico se necesita mucho más 



trabajo antes de poder afirmar con seguridad la despoblación rural para el Ática. 

En  Kea  (Ceas,  Zea  o  Zia)  noroccidental,  el  abandono  del  asentamiento  está 

claramente fechado en el siglo III; los expertos sugieren que esto puede deberse a la 

fusión  de  tenencias  para  formar  grandes  propiedades,  que  promovió  y  a  su  vez  fue 

promovida por la desaparición de la polis de Coressos.

65

 



En  Melos  el  cuadro  es  mixto:  en  la  transición  clásico-helenística  hay 

continuidad  en  algunos  asentamientos,  pero  también  una  continuación  de  la 

tendencia  clásica  a  asentarse  en  núcleos;  estos  cambios  pueden  indicar  la 

despoblación rural y el creciente predominio de la ciudad principal.

66

 

Finalmente,  los  datos  del  reconocimiento  de  Laconia  indican  una  ligera 



bajada  del  número  total  de  yacimientos;  pero  esta  generalización  oculta  dos 

tendencias contradictorias. Partes del área reconocida más cercanas a Esparta  y a la 

llanura del Eurotas generan indicios de muchos establecimientos agrícolas pequeños 

a  inicios  y  mediados  del  período  helenístico,  mientras  que  las  zonas  del  área  de 

reconocimiento  situadas  lejos  de  Esparta  parecen  haber  experimentado  una 

concentración de asentamientos en sitios más pequeños y prósperos.

67

 Aquí, también, 




Yüklə 4,24 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   208




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə