El mundo griego después de alejandro



Yüklə 4,24 Mb.
Pdf görüntüsü
səhifə8/208
tarix17.11.2018
ölçüsü4,24 Mb.
#80706
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   208

 

22 


80 Los romanos imponen a Ptolomeo XI, que es linchado 

75/74 Los romanos anexionan Cirene 

75 (o 74) Nicomedes de Bitinia entrega su reino a Roma 

74 Campañas de Marco Antonio contra los piratas 

73-63 Tercera guerra contra Mitrídates 

71 Mitrídates prisionero de Tigranes en Armenia 

70 Lúculo reorganiza el Asia Menor 

69  Batalla  de  Tigranocerta;  Lúculo  restaura  brevemente  la  dinastía  seléucida  al 

entronizar a Antíoco XIII 

68 Campaña de Quinto Mételo contra los piratas cretenses 

67 Batalla de Zela: Mitrídates derrota a Lúculo 

-Pompeyo comanda contra los piratas 

66 Pompeyo derrota a Mitrídates 

65-64, 62 Pompeyo reorganiza el oriente 

64 Siria convertida en provincia romana 

63 Suicidio de Mitrídates 

-Pompeyo toma Jerusalén 

-Pompeyo liquida a la dinastía seléucida 

57 Ptolomeo XII Auletes se refugia en Roma 

55 Gabinio restaura a Ptolomeo XII 

c. 55 Bactriana cae en poder de invasores orientales 

53 Batalla de Carrhae: Craso derrotado y muerto por los partos 

51 Los partos invaden Siria  

49 Estallido de las guerras civiles romanas 

48  Batalla  de  Farsalia:  César  derrota  a  Pompeyo  que  huye  a  Egipto  donde  es 

asesinado 

-Guerra de César en Egipto, relación con Cleopatra VII 

47 Batalla de Zela: César derrota a Farnaces del Ponto 

-Nace Cesarión 

45 Los partos invaden Siria 

44 Asesinato de Julio César; Bruto se marcha a Grecia 

42 Batallas de Filipos 

41 Marco Antonio en Asia y Egipto 

31 Batalla de Actium: Octavio derrota a Marco Antonio y Cleopatra VII de Egipto 

30 Muerte de Marco Antonio y Cleopatra; Egipto convertido en una provincia 

Romana 


27 Octavio asume el título de Augusto 

-Creación de la provincia de Acaya 

25 Creación de la provincia de Galacia 

22-10 Augusto en Grecia y Asia 

6 Creación de la provincia de Judea 

Siglo I d.C. y después 

17 Creación de la provincia de Capadocia. Anexión de Comagme 

64-65 Reino del Ponto agregado a Galacia 

66 (o 67) Nerón proclama la libertad griega 




 

23 


-Revuelta judía 

7 Nerón en Olimpia 

70 Tito destruye el templo de Jerusalén 

116 Adriano agrega Frigia a la provincia de Asia 

124,128 Adriano en los misterios de Eleusis 

131-132 Última visita de Adriano a Atenas 

132-135 Rebelión judía bajo Bar-Kochva 

143 Consulado de Herodes Ático 

267 Heruli invade Grecia; Dexipo defiende Atenas  



 

24 


1. LOS ENFOQUES Y LAS FUENTES 

EL PERÍODO Y SUS PROBLEMAS 

La denominación de «helenístico» dada a este período es uno de los términos 

más debatidos en el estudio del mundo antiguo.

1

 Se deriva del antiguo verbo griego 



hellenizo  (comportarse  como  un  griego,  adoptar  los  modales  griegos,  o  hablar  el 

griego),  y  por  tanto,  en  última  instancia,  del  nombre  que  los  griegos  se  daban  a  sí 

mismos,  hellenes.  Sin  embargo,  se  trata  de  una  expresión  moderna,  basada  en  el 

término  Helenismus,  que  el  historiador  prusiano  de  mediados  del  siglo  XIX,  J.  G. 

Droysen, empleó para definir el período en que la difusión de la cultura griega en las 

zonas del mundo no griego recibió un nuevo ímpetu a partir de las invasiones de Asia 

por Alejandro.

2

 El trabajo de Droysen centró su atención en el período en tanto fase 



distintiva  de  la  cultura  griega.

3

  En  forma  más  o  menos  explícita,  aparece  un 



panorama  de  una  cultura  universal  helenística,  distintiva  y  unificada,  en  estudios 

magistrales tales como los de Kaers

4

 y Beloch,



5

 y se encuentra de vez en cuando aún 

hoy.

6

 



En  el  período  posterior  a  la  conquista  de  Alejandro  Magno,  el  término 

hellenizo y sus derivados aparecen muy rara vez en los documentos, y generalmente 

con  los  significados  definidos  antes.  Ningún  autor  antiguo  habla  de  que  el  Oriente 

«se volvió griego», como el término en su acepción actual parecería sugerir, aunque 

Plutarco  declara  que  Alejandro  había  llevado  la  civilización  a  los  pueblos 

conquistados (Plutarco, De Alexandri Magni Fortuna aut Virtute [Sobre la fortuna o 

la virtud de Alejandro] 1,

7

 328 c-f, Austin 19). La búsqueda de una caracterización 



general que distinga lo griego y lo no griego tiende a dar por sentado la existencia de 

una  cultura  «oriental»  unificada,  bastante  reñida  con  la  realidad.

8

  Prácticamente 



ningún estudioso piensa ahora que los pueblos del Oriente Próximo habrían adoptado 

de  modo  unánime  la  lengua  y  las  costumbres  griegas;  no  hay  indicios  de  que  esto 

haya ocurrido. Prefieren trazar un cuadro heterogéneo de coexistencia, interacción, y 

a veces de enfrentamientos entre los griegos recién llegados y las poblaciones nativas 




 

25 


(algunas de las cuales habían migrado también de otro lugar), en un contexto social 

dinámico  antes  que  estático.  Ocasionalmente  hay  indicios  del  fomento  activo  del 

intercambio  cultural  por  parte  de  los  gobernantes,  pero  una  única  explicación  no 

encaja en todos los casos y cada uno debe ser examinado por sí mismo. Los límites 

que  definían  lo  que  debía  ser  griego  y  lo  que  no  (como  presuntamente  lo  vería  un 

griego) eran permeables, no fijos,  y tenían que ser renegociados cuando la sociedad 

cambiaba,  sobre  todo  cuando  los  intercambios  matrimoniales  en  Asia  o  Egipto, 

sucedidos  durante  generaciones,  planteaban  la  interrogante  de  quién  era  griego  y 

quién no. 

Lo que llamamos el «mundo griego» nunca fue un ámbito limitado al estado 

griego moderno. En tiempos antiguos las ciudades-estado griegas habían establecido 

asentamientos  coloniales  en  las  orillas  del  mar  Mediterráneo  y  el  mar  Negro, 

particularmente en Sicilia y el sur de Italia. Alejandro conquistó el imperio persa que 

comprendía Egipto  y el  Asia occidental, pero su efímero imperio fue dividido entre 

sus sucesores, dando origen finalmente a tres grandes reinos. Macedonia (que incluía 

la península griega hasta el Istmo, que Filipo II había conquistado en 338, pero no el 

Peloponeso)  estaba  gobernada  por  los  monarcas  antigónidas;  Egipto,  por  los 

Ptolomeos; y Asia (a veces llamada Siria) por los Seléucidas. Esta última era en parte 

una  aglomeración  de  principados  separados  (tales  como  Armenia  y  Capadocia), 

como  lo  había sido  bajo el  régimen persa. Un cuarto reino,  Pérgamo  en el  noroeste 

del  Asia  Menor,  se  separó  del  de  los  Seléucidas  a  mediados  del  siglo  III  a.C.,  y 

varios territorios seléucidas se convirtieron en independientes o semi-independientes 

en  diferentes  momentos  (destacándose  Bactriana  en  el  extremo  oriental  a  partir  de 

mediados del siglo III. 

Las ciudades-estado griegas preexistentes se incorporaron a los territorios de 

los  reyes  por  distintos  medios,  algunas  permanecieron  independientes  en  teoría, 

aunque  estuvieran  formalmente  subordinadas.  En  este  nuevo  contexto  político,  los 

griegos eran quizá numéricamente dominantes sólo en los pueblos y las ciudades, en 

especial  en  Alejandría,  la  nueva  capital  de  Egipto  fundada  por  Alejandro,  que  se 

convirtió  en  la  ciudad  más  grande  del  mundo  griego  y  adquirió  un  carácter 

multiétnico peculiar.  A  partir de finales del  siglo  III  en adelante, el  creciente poder 

de Roma se hizo cada vez más importante; los romanos vencieron a Macedonia por 

primera  vez  en  197  a.C.,  expulsaron  a  los  ejércitos  seléucidas  de  Europa  y  les 

impusieron un gravoso tratado de paz (188), abolieron el reino de Macedonia (168), 

derrotaron  a la confederación  de las ciudades  griegas  del  sur (146)  y se apoderaron 

paso a paso del resto del mundo helenístico, sobre todo al conquistar Egipto en el año 

30 al final de las guerras civiles romanas. 

Pese a los problemas que se asocian al nombre helenístico, sigue siendo una 

etiqueta clara y conveniente para el período que se inicia con Alejandro, usualmente 

a partir de su muerte en 323 a.C., pero a veces con otras fechas (particularmente con 

la batalla de Ipso en 301 a.C.). El término se mantiene en este libro, pero solamente 

como  un  indicador  cronológico.  Como  todos  los  «períodos»  en  la  historia,  el 

helenístico  es  en  muchos  sentidos  una  construcción  arbitraria.  Existe  una  dificultad 

particular  para  asignar  una  fecha  final,  y  ningún  intento  de  hacerlo  resultaría 

completamente  convincente.  La  dominación  griega  (que  en  sí  misma  significa  una 

diversidad de cosas) llegó a su fin, generalmente en favor de la dominación romana, 

en  diferentes  momentos  en  diferentes  lugares  entre  168  a.C.  y  72  d.C.  Incluso 

entonces,  la  cultura  distintiva  de  los  griegos  centrada  en  la  ciudad,  modificada  por 




Yüklə 4,24 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   208




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə