El mundo griego después de alejandro



Yüklə 4,24 Mb.
Pdf görüntüsü
səhifə11/208
tarix17.11.2018
ölçüsü4,24 Mb.
#80706
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   208

 

30 


usado las fuentes más confiables sobre Alejandro y haberlo hecho críticamente. Sus 

obras  existentes  comprenden  la  famosa  Anábasis  de  Alejandro  («La  expedición  de 

Alejandro al interior»), fundamento de todos los estudios modernos sobre Alejandro, 

y  el  Indike,  un  relato  del  viaje  de  regreso  de  la  India  de  la  flota  del  rey.  Quedan 

extensos  fragmentos  en  papiros  y  en  manuscritos  medievales,  de  su  Ta  meta 

Alexandron  (Qué  pasó  después  de  Alejandro,  FGH  156;  partes  en  Austin  22a,  24), 

que cubren los primeros cuatro años después de la muerte del rey. 

Diodoro  (sobre  el  cual  véase  más  adelante)  utiliza  a  Clitarcos  en  su  relato 

sobre  Alejandro  de  su  libro  XVII.  El  otro  historiador  principal  de  Alejandro  es  un 

romano, Quinto Curcio Rufo (del siglo I o II d.C.), una figura bastante nebulosa, que 

escribió en latín, refleja la tradición populista o vulgar. Esto da a su obra un carácter 

moralista y retórico, pero complementa de forma útil a Arriano en el período que se 

inicia en 333 (la parte más antigua de su trabajo se perdió). En el llamado Romance 



de Alejandro, una colección parcialmente legendaria de cuentos que han quedado en 

versiones  romanas  medievales  se  reflejan  elementos  de  la  tradición  vulgar, 

provenientes  quizá  de  las  tradiciones  populares  escritas  no  pocos  después  de  la 

muerte del rey. 



La historiografía del período helenístico 

Los  historiadores  del  período  helenístico  fueron  numerosos,  pero  se  han 

conservado  pocas  obras  suyas.  Las  ramas  de  la  historia  local,  regional  y  de  las 

antigüedades  florecieron,  pero  la  mayoría  de  los  autores  son  ahora  nada  más  que 

nombres para nosotros (véase el capítulo 7). La falta de una narración continuada es 

un problema para gran parte de este período, particularmente en relación a los inicios 

y  mediados  del  siglo  III.  Los  principales  historiadores  del  siglo  III  se  han  perdido: 

Jerónimo, Duris, Timeo, Filarco y Arato de Sición. 

Como señala Wallbank: «Hay claros indicios de que son estos cinco quienes 

imprimieron su carácter y su versión de los hechos en la tradición existente».

21

 Una 


pérdida  igual  de  lamentable  es  la  de  Filocoros,  el  último  y  más  grande  de  los 

actidógrafos  (escritores  de  historia  ática,  es  decir,  ateniense),  que  trató  tanto  de  los 

acontecimientos contemporáneos como de los más antiguos. La desaparición de estas 

obras  es  resultado,  en  parte,  de  los  cambios  en  el  gusto  romano  a  que  nos  hemos 

referido antes, pero también se explica por una aparente falta de interés en los años 

transcurridos  de  c.  301  a  c.  229  por  parte  de  los  escritores  posteriores,  que  pueden 

haber preferido no centrarse en una época en que la dominación macedónica no había 

sido  prácticamente  desafiada.  Todos  estos  escritores  son  examinados  más  adelante, 

aquí  debo centrarme en los  autores cuyas  obras se han conservado en parte o en su 

totalidad. 

Para  el  período  desde  229  en  adelante,  tenemos  la  primera  narración  casi 

contemporánea  que  tiene  afortunadamente  una  alta  calidad.  Polibio  de  Megalópolis 

(c. 200-c. 118) es el único historiador helenístico del que ha quedado una obra casi 

completa.  Su  obra,  sin  embargo,  presenta  mutilaciones;  sólo  un  octavo  de  ella  (los 

primeros cinco libros de cuarenta) permaneció intacto; el resto fue compuesto a partir 

de  «fragmentos»  (en  el  sentido  explicado  antes)  más  cortos  o  más  largos, 

especialmente un resumen casi continuo del libro 6 al 18. 



 

31 


Polibio  fue  testigo  de  acontecimientos  importantes  y  se  relacionó  con 

hombres  que hicieron historia. Su padre fue un destacado  estadista en la liga aquea 

durante los inicios del siglo II. Polibio fue uno de los mil aqueos retenidos en Italia 

después  de  la  derrota  de  Macedonia;  gozó  de  la  compañía  de  estadistas  y  literatos 

romanos  mientras  vivió  allí.  Fue  testigo  del  saco  de  Cartago  en  compañía  de  los 

principales  generales  romanos  (146),  y  exploró  la  costa  atlántica  más  allá  del 

Estrecho de Gibraltar. Escribió su historia con el fin de explicar cómo los romanos se 

apoderaron  de  Grecia  entre  220  y  167  y  por  tanto  incluyó  un  proemio  (libros  1-2) 

sobre  el  surgimiento  de  Roma,  las  primeras  guerras  contra  Cartago,  la  situación  de 

Grecia  bajo  Macedonia  y  la  derrota  de  Esparta  por  Antígono  II  de  Macedonia.  Al 

final añadió un relato de los efectos de la dominación de Roma sobre Grecia (libros 

30-39).  No  sorprende  que  esta  dominación  hiciera  una  fuerte  impresión  en  Polibio, 

quien  parece  haber  deseado  explicarse  por  qué  el  éxito  de  los  romanos  fue  tan 

completo, así como comunicar estas razones a sus lectores griegos de modo que éstos 

aceptaran el ineluctable nuevo orden mundial y se acomodaran a la situación. 

Aunque  resulta  casi  injusto  para  con  los  historiadores  perdidos  concentrarse 

tanto en Polibio, debemos asumir que la razón de que su obra se conservara se debió 

a  que  fue  ampliamente  leída  y  copiada,  y  por  tanto  que  era  considerada  excelente. 

Junto con Tucídides, es uno de los dos historiadores griegos que puede, al menos en 

términos  de  metodología  y  objetivos,  ser  llamado  científico,  aunque  ambos  eran 

artistas  literarios  y  distaban  de  ser  desapasionados.  Llama  a  su  obra  pragmatiké 

historia,  «historia  pragmática»,  basada  en  testimonios  escritos,  en  su  propio 

conocimiento  de  los  hechos,  en  el  testimonio  de  testigos  oculares  y  así 

sucesivamente. Organizó su material de modo sistemático: en la parte principal de su 

obra abarcó un año cada vez, tratando de los hechos en el occidente (incluida África), 

Grecia,  Macedonia,  Asia  y  Egipto,  siempre  en  ese  orden.  Desarrolló  los  principios 

explicativos de Tucídides a un nivel más alto de complejidad, que su insistencia en el 

papel de la Fortuna (tyché, cf. pp. 199-200) no invalida. El corolario a su análisis de 

sus propios métodos históricos son sus ataques, a veces imprudentes, a los métodos y 

prejuicios  de  otros  historiadores,  especialmente  de  Timeo  en  el  libro  12.  Él  mismo 

está  claramente  predispuesto  en  favor  de  los  aqueos  y  netamente  en  contra  de  los 

espartanos; pero el comentario de un estudioso de que «por supuesto sin ser neutral, 

no obstante, era honesto» parece justo.

22

 

La  historia  universal  del  escritor  romano  Tito  Livio  (Titus  Livius, 



probablemente  59  a.C.-17  d.C.)  incluyó  muchos  pasajes  basados  en  los  libros 

perdidos de Polibio. Queda una amplia porción de la obra de Livio, que permite a los 

estudiosos llenar los vacíos de Polibio. Sobre la participación romana en Grecia hasta 

167 a.C., Livio ofrece una narración detallada y valiosa en los libros 26-45. 

Un  contemporáneo  de  Livio,  Diodoro  de  Sicilia  (Diodorus  Siculus,  el 

«Siciliano»)  escribió  una  Bibliothéke  (Biblioteca),  una  historia  universal  hasta  60 

a.C. Los libros 18-20 son la única narración ininterrumpida de que disponemos para 

los  años  de 323-302 a.C.;  se basan en buena parte en las memorias de Jerónimo  de 

Cardia,  archivero  de  Alejandro  que  fue  también  oficial  del  ejército.  Del  resto  de  la 

obra de Diodoro quedan fragmentos, pero es claro que para la historia de su Sicilia 

natal hasta el segundo cuarto del siglo III utiliza a Timeo; para la historia griega del 

siglo III tardío y el siglo II sigue mucho a Polibio, y para el período posterior a 146 

utiliza al erudito estoico Posidonio (135-51 a.C.). Los libros sobre los hechos de 301 

a 60 a.C. son fragmentarios. 




Yüklə 4,24 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   208




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə