Microsoft Word rechizitoriu salem evsen spania doc



Yüklə 1,3 Mb.
Pdf görüntüsü
tarix08.08.2018
ölçüsü1,3 Mb.
#62046


 

JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN 

       NÚMERO CINCO DE MADRID 

           AUDIENCIA NACIONAL 

 

PROCEDIMIENTO ABREVIADO 130/2011 

BLANQUEO DE CAPITALES Y OTROS. 

 

AUTO 



 

Madrid, 17 de Junio de 2011 

 

HECHOS 

 

ÚNICO.-  Que  ante  el  Juzgado  Central  de  Instrucción  número  Seis  en 

funciones  de  Guardia  se  presentó  en  fecha  14.06.2011  por  el  Ministerio  Fiscal 

denuncia contra los identificados como HUSSEIN SALEM FAWZI, KHALED 

SALEM  ISMAIL,  ambos  de  nacionalidad  española,  pero  de  origen  egipcio,  así 

como sobre el identificado como ALI EVSEN, de nacionalidad turca, basándose 

en informes por la presunta participación de los mismos en una seria de actividades 

de carácter ilícito encaminadas al blanqueo de dinero procedente de delitos previos. 

 

Según la información facilitada por la Unidad encargada de la investigación, 



HUSSEIN SALEM FAWZI, en su calidad de empresario, entre los años 2007 a 

2010  se  concertó  con  el  ministro  de  petróleo  de  Egipto  FAHMI  AMIN 



SAMEH  SAMIR  y  otros  para  vender  gas  a  través  de  la  sociedad 

MEDITERRANEAN  SEA  GAS  CO  por debajo de su precio establecido en 

Egipto obteniendo beneficios cifrados en varios millones de dólares. Por motivo de 

esta  circunstancia,  las  Autoridades  Egipcias  expidieron  la  correspondiente  Orden 

de  Detención  Internacional  contra  el  mencionado  HUSSEIN  SALEM  FAWZI

de la que está conociendo el Juzgado Central de Instrucción número Seis de esta 

Audiencia Nacional quien incoo el oportuno Procedimiento Extradicional. 

 

Igualmente  la  Fuerza  Actuante  ha  puesto  en  conocimiento  que  el 



mencionado  y  varios  miembros  de  su  familia,  entre  los  que  se  encuentra  su  hijo 

KHALED  SALEM  ISMAIL  han  venido  recibiendo  en  cuentas  abiertas  en 

España,  concretamente  en  la  entidad  BANKINTER  más  de  DIECISIETE 



MILLONES DE EUROS (17.000.000 €) remitidos por el identificado como ALI 

EVSEN  desde  Albania  (empresario  turco  vinculado  a  la  familia  SALEM  y  que 

habría  sido  el  adquirente  en  el  año  2008  de  las  participaciones  de  la  sociedad 



MEDITERRANEAN  SEA  GAS  CO,  pagándose  con  la  venta  de  terrenos 

inmobiliarios urbanos en Azerbayán, país donde ALI EVSEN desarrolla parte de 

su  actividad  empresarial).  Estos  movimientos  de  dinero  se  intentaron  justificar 

mediante tres contratos de préstamo a 12 años y al cero por ciento de interés del 

mencionado ALI EVSEN a HUSSEIN SALEM FAWZI y a su hijo KHALED 



    

 



SALEM  ISMAIL,  existiendo  indicios  suficientes  que  indican  que  tales  fondos 

proceden de la ilícita actividad desarrollada por HUSSEIN SALEM en Egipto y 

por  la  que  se  sigue  procedimiento  penal  por  estafa  en  dicho  país,  que  motiva  la 

petición de extradición y detención internacional cursada contra el mismo, y que a 

través  de  los  citados  contratos  de  préstamo  se  estaría  encubriendo  la  operativa 

indiciariamente  delictiva  detectada,  en  cuanto  al  trasvase  a  la  familia  SALEM  de 

fondos de presunta procedencia ilícita. 

 

Estos fondos, posteriormente se sospecha que podrían estar destinados para 



financiar importantes inversiones de carácter inmobiliario que serían efectuadas por 

los  familiares  de  HUSSEIN  SALEM,  quienes  según  la  información  bancaria 

remitida,  presentaban  a  fecha  6.06.2011  en  diferentes  cuentas  de  Bankinter, 

posiciones  patrimoniales  en  6  de  sus  miembros,  así  como  en  la  sociedad  DNH 



CONSULTORES  INTERNACIONALES  (vinculada  a  los  detenidos 

HUSSEIN SALEM y KHALED SALEM), por importe conjunto superior a los 

24  millones  de  Euros  (incluyendo  una  cuenta  a  nombre  de  ALI  EVSEN  con 

dinero retenido para ser destinado a HUSSEIN y a su hijo KHALED

 

Por  estos  motivos,  en  fecha  15.06.2011,  previa  autorización  de  diversos 



mandamientos  de  entrada  y  registro  en  los  domicilios  de  los  mencionados,  se 

procedió  a  la  detención  de  las  tres  personas  mencionadas  en  el  párrafo  primero, 

que  en  el  día  de  la  fecha,  han  pasado  a  disposición  de  este  Juzgado,  una  vez 

turnadas  las  actuaciones  por  el  Juzgado  Central  de  Instrucción  Decano, 

recibiéndoseles  declaración  con  el  resultado  que  ha  quedado  debidamente 

registrado  de  forma  audiovisual,  para  su  posterior  trascripción  a  soporte  papel  e 

incorporación a la causa. 

 

Celebrada  la  comparecencia  prevista  en  el  artículo  505  de  la  Ley  de 



Enjuiciamiento  Criminal,  el  Ministerio  Fiscal  ha  interesado  la  prisión  provisional 

comunicada  y  sin  fianza  de  los  tres  detenidos  en  base  a  los  hechos  objeto  de 

imputación. 

 

El Letrado ha solicitado su libertad por los motivos que constan en el acta, 



interesando de manera subsidiaria la adopción de libertad provisional bajo fianza, 

en tanto que los detenidos han mostrado su conformidad con lo solicitado por su 

letrado. 

 

RAZONAMIENTOS JURIDICOS 

  

PRIMERO.- La legitimidad constitucional de la prisión provisional atiende, 

con  acogimiento  expreso  en  la  propia  Ley  de  Enjuiciamiento  Criminal  (artículos 

502  y  siguientes,  básicamente  502,  503  y  504),  a  que  su  configuración  y  su 

aplicación  tengan,  como  presupuesto,  la  existencia  de  indicios  racionales  de 

comisión  de  una  presunta  actividad  delictiva  con  una  determinada  previsión 

penológica  (“que  conste  en  la  causa  la  existencia  de  uno  o  varios  hechos  que 




    

 



presenten  caracteres  de  delito  sancionado  con  pena  cuyo  máximo  sea  igual  o 

superior a dos años de prisión, o bien con pena privativa de libertad de duración 

inferior si el imputado tuviere antecedentes penales no cancelados ni susceptibles 

de cancelación, derivados de condena por delito doloso”) y su atribución a persona 

determinada (“que aparezcan en la causa motivos bastantes para creer responsable 

criminalmente  del  delito  a  la  persona  contra  quien  se  haya  de  dictar  el  auto  de 

prisión”);  como  objetivo,  la  consecución  de  fines  constitucionalmente  legítimos  y 

congruentes con la naturaleza de la medida (deber estatal de perseguir eficazmente 

el delito –evitando la desaparición de las fuentes de prueba, impidiendo la huida o 

fuga del presunto responsable, haciendo inocua toda actividad que tienda a obstruir 

la  actuación  de  la  Justicia,  evitando  que  el  imputado  pueda  actuar  contra  bienes 

jurídicos de la víctima, impidiendo el riesgo de reiteración delictiva-, por un lado; y 

el  deber  estatal  de  asegurar  el  ámbito  de  la  libertad  del  ciudadano,  por  otro);  y, 

como objeto, que se la conciba, en su adopción, y en su mantenimiento, como una 

medida  de  aplicación  excepcional,  subsidiaria,  provisional  y  proporcionada  a  la 

consecución de los fines antedichos. 

 

El  artículo  502  de  la  Ley  de  Enjuiciamiento  Criminal  fija:  “2.  La  prisión 



provisional sólo se adoptará cuando objetivamente sea necesaria, de conformidad 

con  lo  establecido  en  los  artículos  siguientes,  y  cuando  no  existan  otras  medidas 

menos  gravosas  para  el  derecho  a  la  libertad  a  través  de  las  cuales  puedan 

alcanzarse  los  mismos  fines  que  con  la  prisión  provisional.  3.  El  juez  o  tribunal 

tendrá en cuenta para adoptar la prisión provisional la repercusión que esta medida 

pueda tener en el imputado, considerando sus circunstancias y las del hecho objeto 

de las actuaciones, así como la entidad de la pena que pudiera ser impuesta”. 

 

 



El  artículo  504.1.  de  la  Ley  de  Enjuiciamiento  Criminal  señala:  “La  prisión 

provisional  durará  el  tiempo  imprescindible  para  alcanzar  cualquiera  de  los  fines 

previstos en el artículo anterior y en tanto subsistan los motivos que justificaron la 

adopción”. Y dichos fines se precisan en el apartado 3 del artículo 503 de la Ley de 

Enjuiciamiento Criminal: “3º. Que mediante la prisión provisional se persiga alguno 

de los siguientes fines: 

 

 

a) Asegurar la presencia del imputado en el proceso cuando pueda inferirse 



racionalmente un riesgo de fuga. 

 

Para  valorar  la  existencia  de  este  peligro  se  atenderá  conjuntamente  a  la 



naturaleza del hecho, a la gravedad de la pena que pudiera imponerse al imputado, a 

la  situación  familiar,  laboral  y  económica  de  éste,  así  como  a  la  inminencia  de  la 

celebración del juicio oral, en particular en aquellos supuestos en los que procede 

incoar el procedimiento para el enjuiciamiento rápido regulado en el título III del 

libro IV de esta ley. 

 

Procederá  acordar  por  esta  causa  la  prisión  provisional  de  la  persona 



imputada  cuando,  a  la  vista  de  los  antecedentes  que  resulten  de  las  actuaciones, 

hubieran sido dictadas al menos dos requisitorias para su llamamiento y busca por 




    

 



cualquier  órgano  judicial  en  los  dos  años  anteriores.  En  estos  supuestos  no  será 

aplicable el límite que respecto de la pena establece el ordinal 1.º de este apartado. 

 

 

b)  Evitar  la  ocultación,  alteración  o  destrucción  de  las  fuentes  de  prueba 



relevantes para el enjuiciamiento en los casos en que exista un peligro fundado y 

concreto. 

 

No procederá acordar la prisión provisional por esta causa cuando pretenda 



inferirse dicho peligro únicamente del ejercicio del derecho de defensa o de falta de 

colaboración del imputado en el curso de la investigación. 

Para  valorar  la  existencia  de  este  peligro  se  atenderá  a  la  capacidad  del 

imputado para acceder por sí o a través de terceros a las fuentes de prueba o para 

influir sobre otros imputados, testigos o peritos o quienes pudieran serlo. 

 

 



c) Evitar que el imputado pueda actuar contra bienes jurídicos de la víctima, 

especialmente cuando ésta sea alguna de las personas a las que se refiere el artículo 

173.2 del Código Penal. En estos casos no será aplicable el límite que respecto de la 

pena establece el ordinal 1º de este apartado. 

 

También podrá acordarse la prisión provisional, concurriendo los requisitos 



establecidos en los ordinales 1.º y 2.º del apartado anterior, para evitar el riesgo de 

que el imputado cometa otros hechos delictivos. 

 

Para  valorar  la  existencia  de  este  riesgo  se  atenderá  a  las  circunstancias  del 



hecho, así como a la gravedad de los delitos que se pudieran cometer. 

 

Sólo podrá acordarse la prisión provisional por esta causa cuando el hecho 



delictivo imputado sea doloso. No obstante, el límite previsto en el ordinal 1.º del 

apartado  anterior  no  será  aplicable  cuando  de  los  antecedentes  del  imputado  y 

demás  datos  o  circunstancias  que  aporte  la  Policía  Judicial  o  resulten  de  las 

actuaciones,  pueda  racionalmente  inferirse  que  el  imputado  viene  actuando 

concertadamente con otra u otras personas de forma organizada para la comisión 

de hechos delictivos o realiza sus actividades delictivas con habitualidad.” 

 

El artículo 506 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, recoge:  



“1. Las resoluciones que se dicten sobre la situación personal del imputado 

adoptarán la forma de auto. El auto que acuerde la prisión provisional o disponga 

su prolongación expresará los motivos por los que la medida se considera necesaria 

y proporcionada respecto de los fines que justifican su adopción. 

 

2.  Si  la  causa  hubiere  sido  declarado  secreta,  en  el  auto  de  prisión  se 



expresarán  los  particulares  del  mismo  que,  para  preservar  la  finalidad  del  secreto, 

hayan  de  ser  omitidos  de  la  copia  que  haya  de  notificarse.  En  ningún  caso  se 

omitirá en la notificación una sucinta descripción del hecho imputado y de cuál o 

cuáles de los fines previstos en el artículo 503 se pretende conseguir con la prisión. 




    

 



Cuando se alce el secreto del sumario, se notificará de inmediato el auto íntegro al 

imputado. 

 

3.  Los  autos  relativos  a  la  situación  personal  del  imputado  se  pondrán  en 



conocimiento  de  los  directamente  ofendidos  y  perjudicados  por  el  delito  cuya 

seguridad pudiera verse afectada por la resolución.” 

 

SEGUNDO.-  En  el  plano  de  legalidad,  el  Ministerio  Fiscal  interesa  la 

prisión  provisional  incondicional  de  HUSSEIN  SALEM  FAWZI,  KHALED 



SALEM ISMAIL y ALI EVSEN. 

 

Efectuado el juicio de proporcionalidad y necesidad respecto de las medidas 

cautelares interesadas por el Ministerio Fiscal, estima este instructor que, al presente 

estadio procesal, concurren las circunstancias necesarias fijadas en el artículo 503 de 

la Ley de Enjuiciamiento Criminal para acordar la prisión provisional respecto de 

los imputados, si bien con las salvedades que posteriormente se dirán: 

 

En  primer  término,  los  hechos  investigados  en  la  presente  causa  permiten 



tener  por  indiciariamente  acreditados  respecto  a  los  imputados,  determinados 

hechos  que  revisten  evidentes  caracteres  de  graves  delitos,  siendo  presuntamente 

constitutivos  de un delito de blanqueo de capitales  del artículo 301 del Código 

Penal  (en  cuanto  a  la  operativa  de  transacciones  económicas  procedentes  de  ALI 

EVSEN  y  con  destino  en  la  familia  SALEM  detectadas  en  España,  siendo  el 

presunto delito antecedente el de fraude o estafa, por el que se sigue procedimiento 

contra HUSSEIN SALEM en Egipto), sin perjuicio de que el conjunto de hechos 

investigados, aún en estado incipiente de la instrucción, si bien como se indica en la 

denuncia  interpuesta  por  el  Ministerio  Fiscal,  y  tomándose  en  consideración  las 

conductas  que  habrían  podido  cometerse  en  territorio  egipcio,  con  posterior 

repercusión en España, los hechos también pudieran ser constitutivos de los delitos 

de  Corrupción  en  las  transacciones  comerciales  internacionales  del  artículo 

445 en relación con un delito de Cohecho del artículo 419 y un delito de Fraude 

del artículo 436, todos ellos del Código Penal, previéndose en el Cuerpo Legal una 

elevada  penalidad  para  tales  tipos,  superando  en  todo  caso  las  previsiones 

penológicas contenidas en el art. 503 de la LECrim. 

 

La participación de los detenidos en las conductas imputadas se deduce del 



conjunto de los indicios recopilados hasta ahora en la presente instrucción, estando 

conformado dicho patrimonio incriminatorio por el conjunto documental obrante 

en  la  causa,  y  más  específicamente  por  los  informes  policiales  emitidos  sobre  su 

actividad  económica,  así  como  el  análisis  practicado  sobre  los  instrumentos 

financieros utilizados para conseguir sus ilícitos objetivos. 

 

En cuanto a las finalidades a conjurar con la prisión provisional (siguiendo la 



doctrina recogida, por todas, en Sentencia del Tribunal Constitucional 35/07 de 12 

de febrero de 2007), este Instructor aprecia que en una primera aproximación, y sin 




    

 



perjuicio de las matizaciones que posteriormente se razonarán, existe un evidente 

riesgo  fundado  de  huida  y  efectiva  sustracción  a  la  acción  de  la  Justicia  en  este 

concreto  momento  procesal,  que  concurre  en  todos  los  detenidos  a  la  vista  de  la 

gravedad de los delitos que se les imputan, así como de los intereses financieros y 

comerciales que mantendrían en otros países distintos a España, de modo que su 

puesta  en  libertad,  sin  adopción  de  medida  cautelar  alguna,  podría  favorecer  el 

riesgo de huida, tratando de obstruir la actuación judicial. 

  

 

Sin  embargo,  las  conclusiones  anteriores  deben  ser  matizadas  respecto  de 



todos los detenidos, en virtud de las circunstancias puestas de manifiesto en el día 

de  hoy  en  las  comparecencias  celebradas  en  el  Juzgado,  en  el  sentido  en  que  se 

razonará a continuación, al entender este instructor que el conjunto de indicios de 

presunta  participación  criminal  existentes  sobre  los  mismos,  sin  perjuicio  de 

resultar  sólidos  para  fundamentar  la  prisión,  no  deben  impedir  una  valoración 

individualizada  de  las  circunstancias  personales  familiares  y  patrimoniales 

concurrentes en cada uno de ellos, que en base a lo dispuesto en los artículos 531, 

539  y  concordantes  de  la  LECrim.,  han  de  permitir  la  adopción  de  medidas 

alternativas menos gravosas a la de prisión provisional incondicional y sin fianza: 

 

a)  Así, en cuanto a los detenidos HUSSEIN SALEM FAWZI y KHALED 



SALEM  ISMAIL,  se  ha  acreditado  suficiente  arraigo  familiar  y  social  en 

España, contando ambos con la nacionalidad española y habiendo residido 

varios años en nuestro país, donde también se encuentra su familia y donde 

radican parte de sus propiedades (patrimonio que al presente estadio ha sido 

bloqueado por orden judicial). Asimismo concurre en HUSSEIN SALEM 

un delicado estado de salud, según se acredita a través de informes médicos 

de  parte,  así  como  en  los  informes  emitidos  por  la  médico  forense,  que 

deben disminuir la posibilidad de que el mismo se sustraiga a la acción de la 

justicia, pese a la gravedad de las imputaciones que sobre él pesan. 

 

b)  En cuanto al detenido ALI EVSEN, pese a carecer el mismo por completo 



de  arraigo  en  España,  ya  que  se  encontraba  de  viaje  en  nuestro  país  en  el 

momento de su detención ocupando una habitación de hotel, a través de las 

manifestaciones  obrantes  en  su  declaración,  así  como  por  la  documental 

aportada en la causa, se tiene constancia de su condición de empresario con 

múltiples  intereses  comerciales  en  el  extranjero,  y  con  una  situación 

patrimonial  suficientemente  solvente  como  para  poder  hacer  frente  a  una 

elevada  fianza  que  minore  la  gravedad  de  la  privación  de  su  libertad  que 

supondría la prisión provisional incondicional, fijándose medidas alternativas 

a la prisión que permitan su efectivo control por parte del Juzgado a fin de 

evitar su sustracción a la acción de la justicia. 

 

En consecuencia, debiendo ponderarse y equilibrarse los intereses en conflicto 



mediante  la  fijación  de  una  fianza  como  condición  para  decretar  la  libertad 

provisional en la causa de los anteriores detenidos, y atendiendo a lo dispuesto en el 




    

 



art.  531  de  la  LECrim.,  se  estima  procedente  fijar  la  misma  en  las  siguientes 

cantidades: 

 



  Respecto  de  HUSSEIN  SALEM  FAWZI,  la  cantidad  de  DOCE 



MILLONES DE EUROS (12.000.000 €). 

  Respecto  de  KHALED  SALEM  ISMAIL,  la  cantidad  de  SEIS 



MILLONES DE EUROS (6.000.000 €)

  Respecto  de  ALI  EVSEN,  la  cantidad  de  DIECIOCHO 



MILLONES DE EUROS (18.000.000 €)

 

En  todos  los  casos,  de  consignarse  la  fianza,  los  inculpados  quedarán 



sometidos a las medidas aseguratorias que se fijen en el auto que declare bastante la 

fianza,  que  comprenderán  en  todo  caso  las  siguientes:  prohibición  de  salida  del 

territorio  español,  con  entrega  del  pasaporte  en  el  plazo  de  24  horas  ante  este 

Juzgado Central de Instrucción desde que alcanzase su libertad; presentación diaria 

ante el Juzgado de Instrucción o Comisaría de Policía Nacional más cercana a su 

domicilio; fijación de un teléfono donde poder ser localizados inmediatamente en 

España; fijación de un domicilio en España (toda variación del mismo habrá de ser 

comunicada  inmediatamente  a  este  Juzgado);  indicación  de  una  persona  (con 

domicilio  de  la  misma  y  teléfono  de  contacto)  para  recibir  cualquier  tipo  de 

notificación,  citación  o  emplazamiento  que  se  haga  al  imputado  en  libertad 

provisional. 

 

 



Por lo expuesto, vistos los artículos citados, y demás de general y pertinente 

aplicación 



DISPONGO 

  

ACORDAR  la    PRISIÓN  PROVISIONAL  de  HUSSEIN  SALEM 



FAWZI, KHALED SALEM ISMAIL y ALI EVSEN eludible previa prestación 

de fianza en las siguientes cuantías: 

 



  Respecto  de  HUSSEIN  SALEM  FAWZI,  la  cantidad  de  DOCE 



MILLONES DE EUROS (12.000.000 €). 

  Respecto  de  KHALED  SALEM  ISMAIL,  la  cantidad  de  SEIS 



MILLONES DE EUROS (6.000.000 €)

  Respecto  de  ALI  EVSEN,  la  cantidad  de  DIECIOCHO 



MILLONES DE EUROS (18.000.000 €)

 

En  todos  los  casos,  de  consignarse  la  fianza,  los  inculpados  quedarán 



sometidos a las medidas aseguratorias que se fijen en el auto que declare bastante la 

fianza,  que  comprenderán  en  todo  caso  las  siguientes:  prohibición  de  salida  del 

territorio  español,  con  entrega  del  pasaporte  en  el  plazo  de  24  horas  ante  este 

Juzgado Central de Instrucción desde que alcanzase su libertad; presentación diaria 

ante el Juzgado de Instrucción o Comisaría de Policía Nacional más cercana a su 

domicilio; fijación de un teléfono donde poder ser localizados inmediatamente en 




    

 



España; fijación de un domicilio en España (toda variación del mismo habrá de ser 

comunicada  inmediatamente  a  este  Juzgado);  indicación  de  una  persona  (con 

domicilio  de  la  misma  y  teléfono  de  contacto)  para  recibir  cualquier  tipo  de 

notificación,  citación  o  emplazamiento  que  se  haga  al  imputado  en  libertad 

provisional. 

 

Líbrense  los  mandamientos  oportunos  y  fórmense  Piezas  Separadas  de 



Situación. 

 

Notifíquese  al  Ministerio  Fiscal,  a  los  imputados  y  a  su  representación 



letrada. 

 

Así  lo  acuerda,  manda  y  firma  D.  PABLO  RAFAEL  RUZ  GUTIÉRREZ, 



MAGISTRADO-JUEZ del Juzgado Central de Instrucción Número Cinco. Doy fe. 

E/ 


 

 

 

 

 

 

 

DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo acordado. Doy fe. 

 

 




Yüklə 1,3 Mb.

Dostları ilə paylaş:




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2022
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə