Introduction to the Purpose of Man Introducción al Propósito del Hombre en el Mundo Spanish



Yüklə 266,06 Kb.
səhifə1/4
tarix02.01.2018
ölçüsü266,06 Kb.
  1   2   3   4

Introducción al Propósito del Hombre en el Mundo
El programa de estudios de Morashá presenta una serie de clases que se refieren al propósito del hombre en el Mundo. Estos shiurim se refieren a principios fundamentales de la filosofía judía incluyendo la relación entre el cuerpo y el alma, el libre albedrío, la importancia del jesed (actos de bondad), hashgajá pratit (la Providencia Divina) y el esfuerzo por imitar a D'os. Sin embargo, estos principios giran en torno a temas todavía más básicos que deben estudiarse primero: ¿Cuál es el propósito de la existencia? ¿Acaso hay un propósito para que el hombre esté en el mundo? Y si lo hay, ¿cuál es? ¿Por qué D'os nos colocó en un mundo físico, material? Este shiur provee una visión sobre estos temas que sirven de base para las clases subsiguientes sobre los principios judíos fundamentales.
El ateo biólogo evolutivo Richard Dawkins (en El Río del Edén) dice lo siguiente con respecto al propósito:
El universo que observamos tiene precisamente las propiedades que deberíamos esperar si en el fondo no hay un diseño, ni un propósito, ni mal ni bien, nada fuera de una ciega y despiadada indiferencia.
El judaísmo nos enseña que el propósito es inherente al mundo e inherente a la existencia humana. Como afirma la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (Enseñanza Sobre la Evolución y la Naturaleza de la Ciencia), en esta discusión hay poco lugar para la ciencia: "Si existe un propósito en el universo o un propósito para la existencia humana, no son preguntas para la ciencia". En marcado contraste con las palabras de Dawkins, esta clase presenta la visión judía sobre el propósito, y tratará de responder a las siguientes preguntas:


  • ¿Por qué creó D'os el mundo? ¿Para qué estamos aquí?

  • ¿El mundo fue creado para D'os o para nosotros?

  • ¿Cuáles son "las cosas importantes de la vida"?

  • ¿Acaso yo tengo una misión individual en la vida?


Esquema de la Clase:
Introducción: En Sólo Nueve Millones de Años Llegaremos a Kepler-22B
Sección I: ¿Por Qué D'os Creó el Mundo?

Parte A. D'os Creó el Mundo Para Nuestro Bien

Parte B. El Libre Albedrío Para Ganarse la Perfección
Sección II: La Naturaleza de Este Mundo

Parte A. Un Vestíbulo Al Mundo Venidero

Parte B. Todo es una Prueba
Sección III: El Objetivo del Hombre

Parte A. Torá y Mitzvot

Parte B. El Desarrollo del Carácter

Parte C. Ser Socios de D'os



Parte D. ¿Cuál es Mi Misión?
Apéndice. El Mundo Fue Creado Para la Gloria de D'os

Introducción: En Sólo Nueve Millones de Años Llegaremos a Kepler-22B
30 de Enero, 2011

En un edificio del Centro de Investigaciones Ames de la NASA, las computadoras están tamizando la luz de 156.000 estrellas, tratando de encontrar en el titilar de soles distantes las primeras señales que indiquen que la humanidad no está sola en el universo. Las estrellas son monitoreadas por un satélite de observación de 600 millones de dólares llamado Kepler, cuya tarea es realizar una especie de sondeo de los mundos existentes en el cosmos. El miércoles, los astrónomos de Kepler tienen programado dar a conocer una lista sumamente protegida de las 400 estrellas más brillantes y en las que es más probable que se encuentren planetas, algunos de los cuales pueden resultar ser los más pequeños y más semejantes a la tierra de todos los mundos descubiertos hasta la fecha. Ellos constituyen la primera visión fugaz de las riquezas que estamos por encontrar en una búsqueda que es antigua como la imaginación y tan nueva como el iPad.
Dicen los astrónomos que en los próximos dos o tres años, a medida que Kepler continúe observando y tamizando el espacio, será capaz de detectar planetas en las zonas de habitabilidad ("Ricitos de Oro"), en las cuales no está demasiado frío ni demasiado caliente como para que haya agua líquida. "Lo que deseamos es encontrar vida", dijo Geoffrey Marcy, un astrónomo de la Universidad de California, Berkeley, quien forma parte del equipo Kepler.

Por ahora, los humanos no pueden reunir el dinero ni la voluntad política para regresar a la luna, y mucho menos para partir rumbo a otra estrella. Serán necesarios 300.000 años para que el Voyager 1, en este momento saliendo del sistema solar a 39.000 millas por hora, viaje los 20 años luz, o los 120 trillones de millas, hasta Gliese 581, uno de los sistemas planetarios más cercanos; los planetas de Kepler están a una distancia de entre 500 y 3.000 años luz.
Esto es más que un mero ejercicio intelectual, dicen los científicos. Las imágenes religiosas tradicionales de nosotros mismos como creaturas de D'os, o incluso de D'os, pueden llegar a encontrarse en problemas si llegamos a descubrir algas de estanque viviendo en leyes químicas completamente extrañas en alguna luna o en algún planeta, mucho más si encontramos el Borg –una raza extraña regida por una mente colectiva en "Star Trek" [Viaje a las Estrellas] — habitando en algún reino lejano...
11 de Diciembre, 2011

La misión Kepler de la NASA ha confirmado su primer planeta en la "zona habitable", la región en la cual puede existir agua líquida en la superficie de un planeta. Kepler también ha descubierto más de mil nuevos candidatos a planetas, prácticamente duplicando su estimación anterior que fue dada a conocer. Diez de estos candidatos tienen un tamaño aproximado al de la Tierra y su órbita se encuentra en la zona habitable de su estrella anfitriona. Estos candidatos requieren observaciones de seguimiento para verificar que verdaderamente se trata de planetas.


El planeta recién confirmado, Kepler-22b, es el más pequeño pero sin embargo se descubrió que su órbita se encuentra en el medio de la zona habitable de una estrella similar a nuestro sol. El planeta tiene aproximadamente 2,4 veces el radio de la Tierra. Los científicos todavía no saben si Kepler-22b tiene una composición predominantemente rocosa, gaseosa o líquida, pero su descubrimiento es un paso que nos acerca al encuentro de planetas similares a la Tierra. Kepler-22b se encuentra a 600 años luz de distancia (Dennis Overbye, Gazing Afar for Other Earths, and Other Beings - Buscando Otras Tierras y Otros Seres, Nytimes.com, 30 de Enero, 2011, NASA.com, 6 de Diciembre, 2011)

Ese "un día" puede parecer estar demasiado lejos y ser irrelevante, pero muchas personas conducen sus vidas con la suposición de que "si alguna vez descubrimos otra forma de vida" entonces la vida por cierto es obra del azar. En una película de Hollywood recientemente aclamada por la crítica que lidia con el conflicto respecto a si nuestra vida tiene o no un significado, el personaje principal llega a la siguiente conclusión para responder por qué invierte tanto tiempo en estudiar flores exóticas: "Oh, el misterio, la belleza, lo incognoscible, supongo. Además, pienso que la verdadera razón es que la vida no tiene un significado. Quiero decir, no un significado obvio. Te despiertas, vas a trabajar, haces lo tuyo. Pienso que todo el mundo siempre está buscando algo un poco inusual para poder preocuparse por ello y que lo ayude a pasar el tiempo"


¿Puedes imaginarte vivir tu vida, incluso invirtiendo muchos años en un proyecto, y luego llegar a la conclusión de que eso no tiene ningún propósito?
Hubo un hombre que fue condenado a 25 años de trabajos forzados. Sus muñecas estaban encadenadas a una gran rueda colocada en la pared. Él tenía que hacer girar esa rueda durante todas las horas que estaba despierto. A menudo se preguntaba qué era lo que estaba haciendo. Tal vez estaba moliendo granos para hacer harina o bombeando aguas subterráneas para irrigar los campos.

Al completarse su larga sentencia, cuando le sacaron los grilletes corrió al otro lado de la pared. Al ver que la rueda no estaba conectada a nada sufrió un colapso. ¡Veinticinco años de trabajo agotador para nada! Fue capaz de sobrevivir 25 años de terrible trabajo, pero sentir que todo había sido en vano fue más de lo que pudo soportar. (Rab Abraham J. Twerski, Simchah: It’s Not Just Happiness, Artscroll/Mesorah Publications)
Sin embargo, el judaísmo nos enseña que nuestra existencia no es vana, sino que tiene un profundo sentido. La observación clave del protagonista de la película es: "No hay ningún significado obvio". Puesto que el mundo fue creado por D'os eso implica que Él tuvo un propósito al hacerlo. Para algunas personas, el propósito del mundo es fácil de reconocer. Para otros puede no estar claro, pero a pesar de ello depende de nosotros mismos esforzarnos sinceramente por descubrir si fuimos colocados en este mundo con un propósito (Ver las clases de Morashá sobre "Desarrollar y Fortalecer la Creencia en D'os" y "Torá MiSinaí – Evidencias").
Apenas comienzas a estudiar Torá, desde el primer versículo: "En el comienzo creó D'os", tomas conciencia de que hay un Creador y Director del universo. Esta primera conciencia ya provoca un cambio mayor en ti para el resto de tu vida. Comprendes que todo tiene una razón. El mundo tiene significado y propósito (Rab Ierujam Levovitz, Daat Torá: Bereshit, página 3).
No está fuera de la capacidad de D'os crear vida en otros planetas – por lo tanto si hay o no otras formas de vida en el universo no altera nuestro modus operandi. En consecuencia, lo que realmente importa es que cada uno viva completamente en el aquí y ahora:
Estás cumpliendo una misión de tu Creador. Eres único. Sólo tú eres tú, ahora y siempre. Las situaciones y los sucesos a lo largo de tu vida son orquestados por la Divinidad para elevarte a ti y a tus cualidades personales. El versículo de la Torá afirma [Devarim/Deuteronomio 10:12], " Y ahora Israel, ¿qué es lo que D'os te pide?". Por favor, noten la presencia de una palabra importante: "ahora" (Life is Now, Rab Zelig Pliskin, ArtScroll Publications, página 31).
Si la vida tiene un significado y, en consecuencia, un valor, ¿cómo podemos llegar a determinar cuál es ese significado? Ésta es una pregunta que ha capturado a la humanidad a través de las épocas. Ahora analizaremos la visión judía respecto a qué es lo que le brinda significado a este mundo... ¡Hasta Kepler-22B y más allá de él!
Sección I: ¿Por Qué D'os Creó el Mundo?
Sin un significado en la vida, incluso si tienes grandes logros, tales como salud y riqueza, fama y fortuna, existe una fuerte sensación de que algo está faltando. Y lo está. Sin significado no hay verdadero disfrute ni satisfacción. Sí, la persona puede tener momentos de entusiasmo, alegría e incluso de éxtasis. Pero son muy breves. Cuando estas emociones se calman, aparece el vacío. Nada parece importar verdaderamente. Pero apenas interiorizas la conciencia de que existe un Creador del universo, puedes ver que hay un plan y un propósito. Hay un impulso hacia el crecimiento espiritual. Quienes carecen de este entendimiento ven sólo los actos externos y los comportamientos de aquellos que viven con la realidad del Todopoderoso. No tienen conciencia de la rica vida interior de esas personas. El verdadero creyente en D'os es una persona afortunada. Es la única persona en el mundo a quien se debe envidiar. Ella ve algo más grande que la vida en cada flor, en cada árbol y en cada brizna de hierba. Él ve el diseño del Creador en cada criatura viviente. Él ve algo especial en cada ser humano. Si bien aprecia este mundo como un regalo del Creador, espera que llegue una existencia eterna. Éste es el profundo mensaje del primer versículo de la Torá (Rab Zelig Pliskin, Growth Through Torah, página 18).
Parte A. D'os Creó el Mundo Para Nuestro Bien
Una creencia axiomática acerca de D'os es que D'os es perfecto. Siendo un Ser Perfecto se despierta la pregunta: ¿Por qué tenía que crear el mundo? ¿Acaso la creación del mundo no indica la imperfección del Creador, que "necesitó" crear al mundo?
La respuesta que da el Ramjal (Rab Moshé Jaim Luzzatto) es que el mundo no fue creado para el bien de D'os, sino en beneficio del hombre.
1. Ramjal, Derej Hashem 1:2:1 – El propósito de la creación.

El propósito de la creación fue que D'os brindara Su bien a los demás.

הנה, התכלית בבריאה היה להיטיב מטובו יתברך שמו לזולתו.

Debido a que D'os es bueno, por definición, Él desea hacer el bien a los demás.


2. Ramjal, Daat Tevunot (La Sabiduría del Corazón), Capítulo 18, página 4 – Hacer el bien a los demás es la naturaleza del bien.

La naturaleza de aquél que es bueno es hacer el bien a los demás.

מחוק הטוב הוא להיטיב.

Para poder brindar Su bien a los demás, D'os creó al hombre y lo colocó en un mundo en el cual sería capaz de ganarse su recompensa.


3. Ramjal, Mesilat Iesharim (La Senda de los Justos) Capítulo 1 – El propósito de la vida.

Nuestros Sabios, de bendita memoria, nos enseñan que el hombre fue creado sólo para deleitarse en D'os y disfrutar del resplandor de Su Presencia, lo cual es el verdadero placer y el mayor deleite que puede existir. El verdadero lugar de este placer es en el Mundo Venidero, porque fue creado precisamente para ello. Pero el camino para llegar a ese destino es través de este mundo. Esto es lo que nos han enseñado nuestros Sabios de bendita memoria (Avot 4:16): "Este mundo es como un vestíbulo antes del Mundo Venidero".
Los medios que preparan a la persona para este objetivo son las mitzvot que nos ordenó el Todopoderoso. El lugar en el cual se cumplen estas mitzvot es sólo en este mundo. Por lo tanto, el hombre fue colocado primero en este mundo, para que a través de los medios que se encuentran a su disposición, pueda llegar al lugar que fue preparado para él, es decir, el Mundo Venidero, donde puede disfrutar de todo el bien que se ganó a través de las mitzvot. A esto se refirieron nuestros Sabios, de bendita memoria, al decir (Eruvin 22a): "Hoy es para cumplirlas y mañana para recibir la recompensa".

והנה מה שהורונו חכמינו זכרונם לברכה הוא, שהאדם לא נברא אלא להתענג על ה' ולהנות מזיו שכינתו שזהו התענוג האמיתי והעידון הגדול מכל העידונים שיכולים להמצא. ומקום העידון הזה באמת הוא העולם הבא, כי הוא הנברא בהכנה המצטרכת לדבר הזה. אך הדרך כדי להגיע אל מחוז חפצנו זה, הוא זה העולם. והוא מה שאמרו זכרונם לברכה: (משנה אבות ד טז): "העולם הזה דומה לפרוזדור בפני העולם הבא".
והאמצעים המגיעים את האדם לתכלית הזה, הם המצוות אשר צונו עליהן האל יתברך שמו. ומקום עשיית המצוות הוא רק העולם הזה. על כן הושם האדם בזה העולם בתחלה כדי שעל ידי האמצעים האלה המזדמנים לו כאן יוכל להגיע אל המקום אשר הוכן לו, שהוא העולם הבא, לרוות שם בטוב אשר קנה לו על ידי אמצעים אלה. והוא מה שאמרו, זכרונם לברכה (ערובין כב, א): "היום לעשותם ומחר לקבל שכרם".

Basado en este análisis, surge que el mundo material en el cual vivimos es simplemente la primera etapa de un proceso de dos fases. D'os creó al hombre para brindarle una recompensa eterna, y el hombre fue colocado en este mundo para ganarse esa recompensa eterna.


Más adelante vamos a analizar de qué manera el hombre se gana esta recompensa, pero primero debemos responder a una pregunta básica. Si el propósito de D'os al crear el mundo fue brindar el bien a Sus creaciones, ¿entonces por qué simplemente no creó al hombre ya en el Mundo Venidero, en una posición en la que ya estuviera listo para recibir la bondad Divina? ¿Por qué el hombre fue colocado en un mundo físico y se le encomendó el cumplimiento de las mitzvot para poder ganarse la recompensa?
4. Derej Hashem 1:2:2 – La necesidad de ganarse la bondad Divina.

Sin embargo, la sabiduría de D'os decretó que para que ese bien fuera perfecto, quien lo disfruta debe ser su dueño. Él debe ser quien se lo ganó para sí mismo y no que simplemente se lo entreguen. Este acuerdo en parte es reminiscente de la perfección de D'os mismo, por lo menos en el grado que esto es posible.

ואולם גזרה חכמתו, שלהיות הטוב שלם, ראוי שיהיה הנהנה בו בעל הטוב ההוא. פירוש - מי שיקנה הטוב בעצמו, ולא מי שיתלוה לו הטוב בדרך מקרה.

ותראה שזה נקרא קצת התדמות, בשיעור שאפשר, אל שלימותו ית'.



Si recibiéramos la bondad sin ningún esfuerzo, no se consideraría verdadera bondad. El Talmud (Bava Metzía 38a) enseña que una persona prefiere una porción de aquello que es "verdaderamente suyo" (en referencia a una entidad que la persona de hecho se gana o crea) antes que nueve porciones de aquello que no es "verdaderamente suyo", es decir, una "dádiva". Para alcanzar el propósito del mundo, es necesario el establecimiento de un proceso en el cual nos ganemos nuestra recompensa, en el cual de hecho creamos nuestra recompensa. De esta manera, la perfección que eventualmente alcanzamos es intrínseca a nuestro ser y se asemeja a la perfección de D'os. Para permitirnos alcanzar nuestros propios logros, D'os le otorgó a la humanidad libre albedrío.


Parte B. El Libre Albedrío Para Ganarse la Perfección

Como hemos dicho, D'os creó el mundo para brindar bien a la humanidad. Sin embargo, para que este bien tenga la forma más perfecta, debe ser una parte intrínseca de nuestro ser, un producto de nuestros propios esfuerzos y actos y no algo que se nos sirve en bandeja de plata.


Por lo tanto, el hecho de tener libre albedrío, la capacidad de elegir libremente entre el bien y el mal, es un requisito previo para que el hombre pueda alcanzar su perfección. Al ejercer adecuadamente su libre albedrío, la persona es capaz de elegir el bien y rechazar el mal de acuerdo con la voluntad de D'os.
1. Deuteronomio 30:15-19 – La elección entre el bien y el mal, la vida y la muerte.

Mira: he puesto hoy delante de ti la vida y lo bueno, la muerte y lo malo.
Lo que te encomiendo hoy: amar al Eterno tu D'os, andar en Sus caminos y guardar Sus mandamientos, Sus estatutos y Sus leyes; para que vivas y te multipliques, y el Eterno tu D'os te bendecirá en la tierra a la cual te diriges para poseerla.
Pero si tu corazón se desvía y no escuchas, y te apartas y te postras ante dioses ajenos para servirles, yo les prevengo hoy que ciertamente perecerán. No se prolongarán sus días sobre la tierra hacia la cual están cruzando el Jordán para entrar y poseerla.
Pongo hoy por testigos ante ustedes al cielo y a la tierra: he puesto delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Ahora escoge la vida, para que vivas tú y tu descendencia.

רְאֵה נָתַתִּי לְפָנֶיךָ הַיּוֹם אֶת הַחַיִּים וְאֶת הַטּוֹב וְאֶת הַמָּוֶת וְאֶת הָרָע:
אֲשֶׁר אָנֹכִי מְצַוְּךָ הַיּוֹם לְאַהֲבָה אֶת ה' אֱלֹהֶיךָ לָלֶכֶת בִּדְרָכָיו וְלִשְׁמֹר מִצְוֹתָיו וְחֻקֹּתָיו וּמִשְׁפָּטָיו וְחָיִיתָ וְרָבִיתָ וּבֵרַכְךָ ה' אֱלֹהֶיךָ בָּאָרֶץ אֲשֶׁר אַתָּה בָא שָׁמָּה לְרִשְׁתָּהּ:

וְאִם יִפְנֶה לְבָבְךָ וְלֹא תִשְׁמָע וְנִדַּחְתָּ וְהִשְׁתַּחֲוִיתָ לֵאלֹהִים אֲחֵרִים וַעֲבַדְתָּם: הִגַּדְתִּי לָכֶם הַיּוֹם כִּי אָבֹד תֹּאבֵדוּן לֹא תַאֲרִיכֻן יָמִים עַל הָאֲדָמָה אֲשֶׁר אַתָּה עֹבֵר אֶת הַיַּרְדֵּן לָבוֹא שָׁמָּה לְרִשְׁתָּהּ:


הַעִדֹתִי בָכֶם הַיּוֹם אֶת הַשָּׁמַיִם וְאֶת הָאָרֶץ הַחַיִּים וְהַמָּוֶת נָתַתִּי לְפָנֶיךָ הַבְּרָכָה וְהַקְּלָלָה וּבָחַרְתָּ בַּחַיִּים לְמַעַן תִּחְיֶה אַתָּה וְזַרְעֶךָ:


La vida es el bien. La elección entre el bien y el mal es presentada por la Torá como una elección entre la vida y la muerte.


¿Por qué una persona elegiría el mal y la muerte antes que el bien y la vida? La respuesta es que el mal se presenta a sí mismo como algo bueno y beneficioso, y la persona se ve atraída hacia él por lo que es conocido como la Inclinación al Mal.
2. Ramjal, Derej Hashem 1:3:1 – Para que la persona tenga libre albedrío, fue dotada tanto de la Inclinación al Bien como de la Inclinación al Mal.

Ya hemos mencionado que el hombre es la creación que fue diseñada para apegarse a D'os, y que fue colocado entre la perfección y la deficiencia y se le otorgó la capacidad de adquirir la perfección. Sin embargo, esto debe ser el resultado de su propio libre albedrío… que sus inclinaciones sean equivalentes hacia ambos lados y que no esté predispuesto hacia uno de ellos, y debe tener la posibilidad de elegir, por su propia voluntad e inteligencia, cualquiera que desee, así como la capacidad de adquirir cualquiera que desee. Por consiguiente, el hombre fue creado con una Inclinación al Bien y con una Inclinación al Mal, y tiene el libre albedrío para dirigirse hacia cualquier dirección que él mismo desee.

כבר זכרנו היות האדם אותה הבריה הנבראת לידבק בו ית', והיא המוטלת בין השלימות והחסרונות, והיכולת בידו לקנות השלימות. ואולם צריך שיהיה זה בבחירתו ורצונו... שתהיה נטיתו שקולה לשני הצדדין ולא מוכרחת לאחד מהם, ויהיה בו כח הבחירה לבחור בדעת ובחפץ באיזה מהם שירצה, והיכולת גם כן בידו לקנות איזה מהם שירצה. על כן נברא האדם ביצ"ט ויצ"ר, והבחירה בידו להטות עצמו לצד שהוא רוצה:

Al ser un ser físico, el hombre de manera natural se ve atraído hacia la búsqueda del placer físico y descuida sus obligaciones espirituales. Su libre albedrío se expresa en su capacidad de alejarse de su tendencia al mal y llevar a su cuerpo hacia la elevación espiritual del alma. Por esta razón, el hombre debe ser un ser compuesto, incluyendo tanto su cuerpo físico como su alma Divina. Su rol es decidir el equilibrio del poder entre ambos.


3. Rab Ezriel Tauber, Los Trece Principios de Fe, página 26 – El Rengo y el Ciego.

Los Sabios (Sanhedrín 91b) desearon clarificar que no es posible otorgar recompensa o castigo sólo al cuerpo o sólo al alma, porque ellos no tienen libre albedrío. El alma ve el contenido interno de todas las cosas, pero es renga: no tiene ningún apoyo en la tierra física; es una esencia espiritual y por lo tanto no se ve atraída por lo físico. En contraste, el cuerpo tiene pies físicos y está firmemente colocado en el mundo físico siendo atraído por los atractivos de lo físico. Sin embargo, es ciego: no puede captar la esencia interna de las cosas y se ve atraído hacia lo físico y lo sensual sin tener conciencia de ningún significado interno, espiritual.
Por lo tanto, no es posible castigar al cuerpo ni otorgar recompensa al alma, porque ellos no hacen más que seguir su naturaleza básica. La recompensa y el castigo son otorgados en base a la interacción entre el cuerpo y el alma. Si el alma renga dirige adecuadamente al cuerpo ciego, y lo lleva hacia el bien, entonces recibirá su recompensa junto con el cuerpo. Y si –que D'os no lo permita- el alma evita dirigir al cuerpo hacia el bien, entonces el cuerpo y el alma juntos serán considerados responsables, a través del ruaj (el espíritu esencial del hombre) que se encuentra entre ellos.

חז"ל (סנהדרין צא, ב) רצו להבהיר כי לא יתכן לתת שכר ועונש לא לגוף לבד ולא לנשמה לבדה, כי לא שייכת בהם בחירה. הנשמה רואה את תוכן הדברים, אבל היא חיגרת: אין לה מעמד וקביעות על הקרקע הגשמית. היא אינה הולכת נעה ונמשכת אחרי החומר הגשמי, כיון שהיא רוחנית. לעומתה, הגוף יש לו רגלים הוא קבוע בעולם הגשמי ונמשך אחרי הדברים החומריים, אך מצד שני הוא סומא: אין לו שום תפיסת מהות, והוא נמשך אחרי המורגש והמוחש בלי אפשרות לצפות ולהבחין במשמעות הדברים הפנימית והרוחנית.
לכן לא שייך לתת עונש לגוף ולא שכר לנשמה כי הם פועלים מכח טבעם, ואין להם בחירה במעשיהם. השכר והעונש מגיעים לבחינת החיבור שלהם יחד. כשהחיגר הנשמה ינהיג את הסומא הגוף, ויכוון אותו לטוב, אזי הוא יקבל את שכרו יחד עם הגוף. ואם, חלילה, הנשמה נמנעת מלהנהיג את הגוף לדרך הטובה - אזי הגוף והנשמה מקבלים יחד את עונשם באמצעות הרוח הנמצאת ביניהם.

El hombre recibió un cuerpo físico y un alma spiritual. Su tarea, la cual se logra a través de su libre albedrío, es conducir su "orquesta espiritual" para que el alma eleve al cuerpo hacia búsquedas espirituales. Al hacerlo, el libre albedrío de la persona le permite "ganarse" su verdadera recompensa. (Ver las clases de Morashá: "Cuidar el Alma Judía: las Dinámicas del Cuerpo y el Alma" y "Libre Albedrío").


4. Rab Jaim Friedlander, Siftei Jaim, Emuná y Bejirá, Volumen II, página 57 – El libre albedrío le permite al hombre ganarse su recompensa eterna.

Vemos por lo tanto, que una de las razones para el libre albedrío es que la persona pueda aceptar el bien de D'os sin sentirse avergonzada. Por cierto que D'os podría haber creado este mundo sin que fuera necesario que el hombre ejerciera libre albedrío o se esforzara, pero el hombre se hubiera sentido avergonzado de estar recibiendo una recompensa a manera de dádiva y no por merecerla. Al elegir entre el bien y el mal, así como al esforzarse en la Torá y las mitzvot, no sentirá que está recibiendo un regalo gratuito. Más bien se está ganando ese bien, así como un trabajador no se avergüenza de recibir el pago por su trabajo – porque trabajó en su tarea y merece [compensación]. De manera similar, a través del libre albedrío la persona no se avergonzará cuando tenga que aceptar su recompensa.

נמצא איפוא, שאחד מטעמי הבחירה: כדי שהאדם יקבל את ההטבה מהקב"ה בשלימות ללא רגש של בושה. ודאי, הקב"ה היה יכול לברוא עולמו ללא עבודת הבחירה וללא עמל ויגיעה, אבל אז האדם היה מרגיש רגשי בושה שמקבל בחנם ולא בזכות, וע"י הבחירה בין הטוב והרע שיעבוד ויעמול בתורה ומצוות לא יחוש שמקבל מתנת חנם, אלא הרגשה שמגיעה לו ההטבה, כדוגמת בעל המלאכה שאיננו בוש לקבל שכר עבודתו, כיון שהוא טרח במלאכה א"כ מגיע לו, כך האדם ע"י הבחירה לא יהיו לו רגשי בושה בקבלת השכר...

Hay una consecuencia adicional de la utilización adecuada de nuestro libre albedrío – una que se refleja sobre otro de los propósitos fundamentales de la creación: brindar a la humanidad conciencia respecto a la existencia de D'os, lo cual le brinda gloria a D'os mismo. D'os entregó la Torá al pueblo judío y los Siete Mandamientos de los Hijos de Noaj a las naciones del mundo, como los marcos en los cuales judíos y no judíos respectivamente pueden desarrollar su potencial y construir una relación con Él. Cuando nos esforzamos por vivir de acuerdo con los valores Divinos, los demás reconocen la existencia de D'os, brindando en última instancia gloria al Creador mismo. Este principio es analizado con mayor profundidad en el Apéndice: El Mundo Fue Creado para la Gloria de D'os.



Temas Claves de la Sección I.

  • D'os es el Máximo Bien y la naturaleza del bien es el deseo de brindar bien a los demás. D'os creó el mundo para que hubiera alguien que recibiera Su bien: el hombre. Sin embargo, para que el bien sea realmente bueno, la persona debe ganarse su recompensa y no recibirla gratuitamente.

  • La humanidad fue creada con un cuerpo físico y un alma espiritual. La naturaleza del cuerpo es llevar a la persona hacia abajo, hacia los asuntos terrenos y físicos. La naturaleza del alma es elevarlo, hacia lo espiritual y lo Divino. La función singular del hombre (que en un sentido simple, sólo puede ser logrado por la misma vida humana), es permitirle al alma elevar al cuerpo hacia búsquedas espirituales.

  • D'os creó al mundo para brindar Su bien a la humanidad. Sin embargo, para que este bien tenga la forma más perfecta, debe ser algo intrínseco a nuestro ser, un producto de nuestros propios esfuerzos y actos y no algo que se nos sirve en bandeja de plata. Por lo tanto, el hecho de tener libre albedrío, la capacidad de elegir libremente entre el bien y el mal, es un requisito previo para que el hombre sea capaz de ganarse el bien que D'os desea otorgarle.

  • El mundo material en el cual vivimos es simplemente la primera de las dos etapas del proceso. D'os creó al hombre para brindarle una recompensa eterna y el hombre fue colocado en este mundo para que pueda ganarse esa recompensa eterna.

  • Hay una consecuencia adicional del uso adecuado de nuestro libre albedrío –algo que se refleja sobre otro propósito fundamental de la creación- brindar a la humanidad conciencia respecto a la existencia de D'os, lo cual le brinda gloria a D'os mismo.


Sección II: La Naturaleza de Este Mundo



Dostları ilə paylaş:
  1   2   3   4


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©genderi.org 2017
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə